El 'popular' Emilio Bascuñana gobernará en Orihuela pero en minoría

El alcalde de Orihuela, el 'popular' Emilio Bascuñana, ha revalidado su cargo con el único apoyo del Grupo Municipal Popular y sus nueve concejales. Ningún otro grupo entrará en el gobierno municipal, por lo que los 'populares' gobernarán en minoría al no sumar los 13 votos necesarios.

El 'popular' ha sido elegido al ser la lista más votada, ya que ha empatado a votos con la socialista Carolina Gracia, que ha recibido los seis votos de la formación, y los tres de Cambiemos Orihuela. No obstante, el PP ha obtenido la alcaldía al ser la lista más votada.

En Twitter, Bascuñana ha agradecido el apoyo a su candidatura y ha afirmado que tiene por delante "cuatro años para seguir estando a la altura de Orihuela". "Nos queda mucho por hacer. Con esfuerzo, trabajo e ilusión lo conseguiremos", ha manifestado.

El recién reelegido alcalde ha liderado una candidatura marcada por la polémica desde que en julio de 2018, la Conselleria de Sanidad abriera un expediente para investigar si estuvo trabajando durante siete años en un departamento de Sanidad sin acudir a su puesto de trabajo.

Así, el expediente señalaba que no había "ni objeto ni contenido ni nada que indique" que el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, "estuviera trabajando entre 2007 y 2014 en la dirección territorial de Sanidad en Alicante", según han informado fuentes del departamento. No obstante, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, señaló recientemente que estos hechos están "prescritos administrativamente".

Esta situación provocó que durante unos meses, algunas informaciones apuntaran a un supuesto enfrentamiento entre la cúpula del PP a nivel nacional y la directiva valenciana por el nombramiento del candidato a alcalde.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, salió al paso de esta cuestión y remarcó en enero que la competencia para nombrar al candidato dependía de la dirección regional. Finalmente, Bascuñana fue nombrado para repetir en la candidatura oriolana.

Además, en las últimas semanas se ha estado llevando a cabo el juicio de la pieza del caso Brugal que investiga presuntas irregularidades en la gestión de basuras en el municipio durante la primera etapa del PP en la alcaldía (antes de 2011), en la que se encuentran encausados dos exalcaldes 'populares' oriolanos: José Manuel Medina, que gobernó entre 1995 y 2007; y Mónica Lorente, primera edil de 2007 a 2011.

Comenta esta noticia
Update CMP