07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La feminista lapida a Podemos por defender a los trans que apoyan la pedofilia

La líder feminista, Lidia Falcón

La líder feminista, Lidia Falcón

La activista Lidia Falcón ha denunciado que la formación morada "ha perdido el norte" al proponer una norma como la Ley de Libertad Sexual que enarbola la ministra Irene Montero.

La líder feminista Lidia Falcón ha emprendido una dura batalla contra la Ley de Libertad Sexual, una de de las banderas de la ministra de Igualdad, Irene Montero, ya que acabaría con el feminismo tal y como lo ha defendido esta histórica del movimiento. Además, ha denunciado que los transexuales "están haciendo campaña por la pedofilia desde hace tiempo. Las organizaciones homosexuales vinieron al Partido Feminista a dar su discurso y vinieron a defender la sexualidad infantil con una perversa deformación de la teoría freudiana de la sexualidad infantil", algo que, a se juicio, Podemos quiere elevar a la categoría de Ley.

Y es que, según ha explicado Falcón en una entrevista en El Español, "el sexo se forma en el mismo momento de la concepción, de la inseminación, pero ellas defienden que unos personajes siniestros que rigen la sociedad actual son quienes asignan los sexos".

 Así, ha censurado que con esta nueva norma se permita que un niño de nueve años se les trate con bloqueadores de hormonas."Un bombardeo de hormonas no deja que crezcan los huesos, se descalcifican, no se constituyen los rasgos físicos del varón o de la mujer...", ha explicado.

Pero más allá de las consecuencias físicas para los menores, también ha denunciado los "disparates" que conlleva la norma ya que genera "situaciones en las que un detestable personaje que ha asesinado a una mujer se defiende diciendo que es una mujer. Así no entra a ser juzgado por violencia de género".

Además, denuncia que los transexuales "no conciben la prostitución como una esclavitud indigna, sino como algo divertido o que sirve para ganar dinero" y se "meten en asambleas feministas" y defienden "gestar un hijo que te van a quitar como si fueses una máquina de zapatos. Así se convierte la maternidad en un gran negocio".

Por ello, considera que esto es "inaceptable desde el punto de vista ideológico y social. Y lo que es aún más inaceptable es que se convierta en una ley. Esto es una de las grandes regresiones que nos ha traído Podemos".

De esta manera, explica que la formación morada ha acabado con la izquierda ya que "ellos decían que esa clasificación no sirve" y que ellos son "de la gente". "Eso es populismo elemental. El populismo es algo antiguo, pero que ahora ha permeado exitosamente en las universidades", ha denunciado.

La izquierda "ha perdido el norte"

Y es que, sus críticas a la Ley de Libertad Sexual han provocado la expulsión de su partido, el Partido Feminista, de Izquierda Unida, donde estaba integrados desde 2015. De hecho cree que la izquierda ha "perdido el norte". "Está huérfana, desarbolada y busca el camino para triunfar. Ahora busca el triunfo a costa de perder los principios y la ideología", ha señalado.

Y es que, un ejemplo claro, a su juicio, es que "hasta a las socialistas les acusan de tránsfobas" aunque considera que "es su estrategia, no es casual ni inocente".

Sin embargo, la líder feminista ha querido separar la ideología política de las lucha del movimiento LGTBI, ya que "aquellos movimientos heroicos de lucha por conseguir respeto y justicia se habían convertido en un negocio".

De hecho, ha asegurado que para ser homosexual no hay que ser de izquierdas, puesto que "una cosa es defender los derechos humanos de la gente que tiene esa opción sexual y otra es que te confundan para llegar a los trans". " Una opción sexual no es una opción política. En la derecha había y hay muchos homosexuales. La homosexualidad es una opción sexual", ha zanjado.

Comenta esta noticia