09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La inesperada explosión de coronavirus en Italia ya pone en guardia a España

Fernando Simón,  director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

El Ministerio de Sanidad insiste, pese a ello, en que España está libre de coronavirus y de que el Ejecutivo no se ha planteado el cierre de fronteras.

España no está todavía en alerta máxima por el coronavirus que se ha extendido por buena parte de China y el sudeste asiático y ha dado el salto a más de una veintena de países de otros continentes, entre ellos, en los últimos días, Italia, donde se contabilizan más de un centenar de contagios, con 2 fallecidos.

Sin embargo, el hecho de que el virus ya esté causando ciertos estragos en el mismo corazón de Europa ha provocado un aumento en la inquietud del Gobierno de Pedro Sánchez ante una enfermedad que en el caso de nuestro país sólo ha contabilizado dos casos confirmados y cuyos pacientes ya están recuperados.

El hombre que más sabe del tema y que está al frente de los dispositivos y protocolos del Ministerio de Sanidad en relación con esta amenaza, Fernando Simón, ha insistido este domingo en que España está libre del Covid-19:

"En España ni hay virus, ni se está transmitiendo, ni tenemos ningún caso", ha asegurado, así, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que, sin embargo, ha reconocido que las últimas noticias procedentes de Italia "preocupan".

 

Pese a ello, Simón  ha destacado que tienen que valorar si el riesgo de transmisión en Italia existe. "Eso no podremos valorarlo hasta que Italia no nos dé información detallada. Están comunicando todo lo que pueden, sabiendo que sus recursos están destinados a controlar la transmisión", ha dicho.

 

"Tenemos que tener algo más de cuidado"

"Nuestro intercambio con Italia es más alto que con, por ejemplo, Irán, por lo que tenemos que tener algo más de cuidado", ha señalado Simón, quien ha añadido que Italia genera "cierta inquietud a todos" y que a nivel de la Unión Europea "también hay mecanismos para reducir el impacto".

Para combatir la epidemia, España no se está planteando el cierre de fronteras y sí "informar cada vez más y mejor". "El control de fronteras, que es una posibilidad, puede tener algún efecto muy marginal al inicio de las epidemias", ha subrayado Simón, destacando que las medidas que tome el Gobierno tienen que tener "evidencia científica de que tienen algún efecto positivo".

 

En el caso de que se detecte la probabilidad de transmisión interna en España, el experto ha resaltado que hay preparados protocolos de actuación con las comunidades autónomas y las comunidades científicas "para actuar ante esas situaciones".

Las sospechas

Asimismo, ha celebrado que se haya conseguido "controlar el estigma dirigido a algunos grupos poblacionales". "Hemos conseguido evitar poner sombreros rojos en la cabeza a gente para señalarlos. Lo que preocupa es el virus, no el grupo poblacional concreto", ha precisado.

Simón también ha explicado que el periodo de descenso de la gripe "favorece" a España "para descartar las falsas alarmas". "Cada caso sospechoso genera una cantidad de inquietud que en muchos cosas supera lo que lógicamente debería generar", ha manifestado.

Comenta esta noticia
Update CMP