CASO IVAM ¿Son falsos los bronces de Gerardo Rueda?

Obra de Gerardo Rueda.

Obra de Gerardo Rueda.

La Fiscalía solicita para la exdirectora de IVAM seis años de cárcel al considerarla responsable de la malversación a través de la compra de obra "falsa" del artista fallecido Gerardo Rueda

El debate sobre originalidad/autenticidad parece ser el asunto de fondo en el cuestionamiento que, por vía judicial y en un largo proceso de más de cuatro años, dos veces prorrogado en instrucción, de la adquisición de obra póstuma del escultor Gerardo Rueda, entre otros aspectos menores de la gestión de Consuelo Císcar en su etapa de dirección del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).
De hecho, en la treintena de tomos que sustancian los autos de dos piezas separadas, una de ellas específica en esta materia, son muchas las páginas dedicadas al asunto. Planteamientos teóricos y disciplinares como los expuestos por el experto Jaime Lavagne en su Informe Pericial a instancia de parte, posteriormente recogidos por la propia Instructora en sus apreciaciones y, más tarde, repetidos con contundencia por el letrado Gómez Bermúdez, que ejerce la defensa del heredero del escultor, José Luis Rueda. Consideraciones de concepto, extraídas de la legislación concurrente, de las prácticas museísticas habituales, incluso de códigos éticos o deontológicos de aplicación no preceptiva, son las que deberán quedar demostradas sin ambages por la Fiscalía y las acusaciones para que el procesamiento prospere.
Y en ello los expertos deben jugar un papel de referencia y exhibir una autoridad que ilumine las decisiones judiciales. Por ello Gómez Bermúdez solicitó sin éxito -la petición fue desestimada por la magistrada- la comparecencia como testigo del ya ex ministro de Cultura José Guirao, quién, a propósito de la adquisición por el IVAM de la obra de Gerardo Rueda, se manifestó por escrito y con contundencia felicitando la iniciativa. Precisamente director entonces del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), conocía también de otras adquisiciones de obra póstuma de artistas relevantes en su propio Museo. Su testimonio ha sido solicitado de nuevo en el caso de que llegue a producirse el juicio oral.
Cabe señalar, indican en el entorno de los investigados, que, pese a que el primer Informe de la UDEF obrante en los autos, relacionado con este aspecto de la originalidad o la autenticidad de la obra adquirida, admite carecer de criterio fundado al respecto, a estas alturas del proceso, el de falsedad ha ido prosperando en los escritos de la policía, acusaciones y magistrada. No así en declaraciones de diversos expertos. Ni siquiera en el duro Informe Pericial de 2016 redactado a
solicitud de la Instructora Nuria Soler, por Begoña Torres y Rosario Peiró, directora de Colecciones del MNCARS, en el que se renuncia a realizar la tasación porque se “reiteran dudas razonables sobre la originalidad de las obras objeto de este peritaje” (sic), se cuestiona formalmente su autenticidad. Ni mucho menos se afirma que resulten falsas. Tampoco en su ratificación de 2019 se asegura tal cosa, ni en sus declaraciones tras haber presentado el heredero autorización expresa del escultor para hacerlo.
De ahí el interés de las defensas de Císcar y Rueda en establecer analogías con otras situaciones (Joan Miró, Alberto Sánchez, Julio González …) que han sido sancionadas como legítimas sin lugar a duda.

Comenta esta noticia
Update CMP