17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El repaso brutal de Arrimadas a los socios de Sánchez les dejó con estas caras

Arrimadas hablándoles a Sánchez y a Calvo.

Arrimadas hablándoles a Sánchez y a Calvo.

El papel de las portavoces de Ciudadanos y del PP en el debate de este jueves en el Congreso está dando mucho que hablar. Ambas dieron rienda suelta a un centro derecha desacomplejado.

Los estrenos de Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas como portavoces del PP y Ciudadanos en el Congreso, respectivamente, están dando mucho que hablar en este viernes de resaca parlamentaria. 

Ambas mujeres dejaron claro al PSOE y a Unidas Podemos que en esta legislatura, si es que termina de arrancar, tendrán enfrente a un centro derecha desacomplejado que no renuncia a dar todas las batallas ideológicas. 

 

Tanto molestaron a Pedro Sánchez, Carmen Calvo y al resto de la bancada socialista los aguijonazos de Álvarez de Toledo y de Arrimadas que los diputados se pasaron la sesión haciendo muecas, mascullando entre dientes y riendo con sorna. E incluso ignorando a ambas portavoces de la oposición. "Ya no me mira, es que ya me da la espalda directamente", tuvo que recriminarle la popular a Carmen Calvo mediado el debate.

Uno de los mayores momentos de inflamación de la bancada del PSOE se produjo cuando la portavoz de Cs le recordó a Sánchez quiénes son sus socios, no precisamente capacitados para dar "lecciones de humanidad".  

"¿Sabe lo único que han hecho en la réplica?", preguntó Arrimadas a la vicepresidenta. "Lo que mejor saben hacer, que es atacar a Ciudadanos. Luego son muy suaves con aquellos que ponen en cuestión, no solo en el Congreso sino fuera de él, la calidad democrática de España".

Y continuó: "Los señores de Bildu dando lecciones aquí de humanidad y de compasión, un grupo parlamentario que no ha condenado el terrorismo. O los señores independentistas, que tienen un proyecto político que supone levantar una nueva frontera porque no quieren compartir país ni nacionalidad con el resto de españoles; que quieren ver cómo se deshacen de los murcianos, de los andaluces y del resto de españoles porque los consideran un lastre para su despegue económico", afirmó, ante las caras del propio Sánchez, Gabriel Rufián y la portavoz del PDeCAT, Marta Borràs.

"¿De estos señores España tiene que recibir lecciones de moralidad? ¿De estos señores tiene que recibir España cuestionamientos sobre la calidad democrática?", preguntó la portavoz de Cs. "Yo creo que no, pero me asombra que la vicepresidenta del Gobierno, cuando ve que sus socios hacen estas declaraciones -insisto, no solo dentro del Congreso sino fuera-, se dedique simplemente a atacar a Ciudadanos".

Para rematar también tuvo para Unidas Podemos: "Y, luego, qué decir del partido de la compasión selectiva, el partido de Podemos, que justifican y son incapaces de condenar el régimen de Venezuela -que hoy mismo se han negado a aprobar una declaración institucional-, pero son los adalides de la compasión".

El acontecimiento planetario -que diría Leire Pajín- que supone la llegada de Álvarez de Toledo e Arrimadas a las portavocías del PP y Cs promete ser un constante quebradero de cabeza para los socialistas y sus socios.

Comenta esta noticia
Update CMP