Compromís gasta dinero público en una campaña para atacar la etapa de Rita

Campaña municipal sobre los autobuses de la EMT

Campaña municipal sobre los autobuses de la EMT

La gestión de la EMT no es precisamente la más valorada por los valencianos. El gobierno de Compromís pone en marcha una campaña publicitaria que acabará en la Junta Electoral.

El gobierno municipal hace gala de los autobuses comprados durante este mandato con el dinero de todos los valencianos. La EMT, empresa cuya gestión recae en el Ayuntamiento de Valencia en manos de Compromís, ha puesto en marcha una campaña informativa en las marquesinas de algunas paradas de los autobuses públicos de la ciudad, en la que dice que “Entre 2016 y 2019 la EMT habrá estrenado 176 nuevos autobuses. 174 más que entre 2012 y 2015”.

El texto, más el lema “València camina cap al futur”, plasmado en los carteles, ha  molestado al Partido Popular de Valencia, que ha reclamado que sean retirados inmediatamente e, incluso, ha plantea una denuncia a la Junta Electoral por considerar que, próximas las elecciones autonómicas y municipales, los carteles tienen un claro fin electoralista, al tiempo que desacreditan la gestión del PP en la EMT durante el periodo de gobierno de la exalcaldesa Rita Barberá

Cartel en una de las paradas del autobús de Valencia

El pasado mes de enero, el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Eusebio Monzó, ya alego también que “esta campaña publicitaria, pagada con fondos públicos, infringía claramente la Ley 12/2018, de 24 de mayo, de la Generalitat”, que “señala en su preámbulo” que con ella “se eliminan gastos en publicidad que nada aportan a la ciudadanía y suponen un elevado coste económico”. Después de citar varios artículos de la ley, el Grupo Municipal Popular solicitó el cese inmediato y la retirada de la campaña publicitaria en el plazo máximo de seis días", pero sin mucho efecto. 

Fuentes del PP aseguran también que "los carteles no son muy acertados cuando los usuarios sufren en sus carnes los problemas de la impuntualidad de la red de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) desde hace mucho tiempo". Los sindicatos de la EMT llegaron a denunciar el pasado año que esos retrasos estaban motivados por el estrechamiento de carriles para crear carriles bici, el aumento del tráfico en la ciudad y la falta de personal en la misma empresa municipal. La gestión de la empresa municipal corresponde al polémico concejal Giuseppe Grezzi.

Uno de las primeros compromisos de la alcaldable del PP María José Catalá ha sido el de fijar a un máximo de diez minutos las frecuencia de paso de la EMT. Una propuesta similar ha  realizado Ciudadanos.

El presidente de las Cortes en campaña

Este tipo acciones en plena campaña pre-electoral parecen habituales entre las filas de Compromís. Este sábado, el presidente de les Corts Valencianes y candidato a las primarias de Compromís para formar parte de la lista autonómica con la que acudirá la coalición a las próximas elecciones de mayo, Enric Morera, escribía un tuit en su cuenta de Twitter -utilizando su imagen y la de la institución- en el que daba las "Gracias" a los valencianos con una frase directa: "¡Somos un pueblo que camina, que nadie podrá parar! ¡A ganar las elecciones!".

Todo ello, a pesar de que su concurrencia a las primarias ha estado envuelta de dudas debido a algunas discrepancias sobre su futuro en el seno de su partido, el Bloc, una de las tres patas de la coalición. Morera ha decidido buscar continuidad en el parlamento valenciano y aspirará así a repetir como diputado, pero no optará a ser cabeza de lista, plaza a la que aspira Mónica Oltra, sino que lo hará a partir del número 2. En 2015, el resultado de las primarias le otorgó precisamente la segunda plaza por la circunscripción de Valencia. 

Comenta esta noticia
Update CMP