23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El informe que acorrala a Monedero le llega al juez que investiga a Podemos

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. Su pasado más opaco les persigue.

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. Su pasado más opaco les persigue.

Pese a la gran cortina de humo lanzada por los morados contra la Comunidad de Madrid, la investigación judicial que les persigue no cesa. Todo lo contrario.

Paso a paso, con rigor y con toda la documentación sobre su mesa, el juez Juan José Escalonilla, avanza en su investigación sobre las finanzas de Podemos, sobre su supuesta caja B, y sobre los millones de euros llegados desde el continente americano y que, en esta causa, tienen la mirada puesta sobre el cofundador e ideólogo del partido, Juan Carlos Monedero.

El juez de Instrucción número 42 de Madrid ya tiene sobre la mesa el informe del fiscal del Tribunal de Cuentas que ve "indicios sugerentes de responsabilidad penal" en la contabilidad de la campaña electoral de Unidas Podemos para las elecciones generales del 28 de abril de 2019. Las irregularidades detectadas tienen que ver con la facturación de servicios de Neurona Comunidad S.L. con la que se contrató para dicha campaña.

El documento del tribunal de cuentas fue remitido por el fiscal de Cuentas a la Unidad de Delitos Económicos de la Fiscalía de Madrid, que tras valorar su cometido lo ha encontrado de interés para la causa que mantiene abierta el juez Escalonilla y en la que está imputado al partido liderado por Pablo Iglesias.

Esta investigación judicial se inició a raíz de una denuncia presentada por un exabogado de la formación, José Manuel Calvente, que apunta diferentes irregularidades que pasan por la facturación de servicios en las campañas, las obras en la sede o la existencia de salarios por encima de lo estipulado en las normas éticas del partido.

En el documento ya aportado, el fiscal del tribunal de cuentas Miguel Ángel Torres apunta dos tipos de delitos -fraude electoral y falsedad en documento mercantil- en los servicios facturados a Neurona al no estar suficientemente acreditada su elaboración por parte del proveedor.

Dado que el Tribunal de Cuentas carece de competencia para el conocimiento de tales infracciones penales, el fiscal interesó la expedición del denominado "testimonio de particulares", lo que significa que debe remitir el asunto a un fiscal de la justicia ordinaria para que determine si el asunto debe ser llevado o no a los tribunales. En este caso, la Fiscalía de Madrid ha determinado que el análisis del fiscal de Cuentas debe ser aportado al juez.

Para el fiscal, un total de 290.000 euros facturados a Neurona, vinculada a Monedero, analizados durante la fiscalización de los comicios del 28-A "no tienen consideración de gasto electoral" y por ello no han sido admitidos como "susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales", apuntando a un posible contrato simulado.

En su informe de fiscalización sobre los gastos electorales del 28-A el Tribunal de Cuentas ya señalaba sobre Neurona que Unidas Podemos aportó en sus alegaciones a este órgano vídeos y diseños publicitarios, si bien no había quedado ""suficientemente acreditada su efectiva elaboracion por parte del proveedor".

De la información disponible resulta que la empresa proveedora fue objeto de inscripción constitutiva en el registro mercantil el 19 de marzo de 2019, "no coincidiendo su objeto social con la presentaciones contratadas", según el Tribunal de Cuentas. El hilo del que va a tirar en los próximos días el juez Escalonilla.

M.B
Comenta esta noticia