Un 'pipi-can selvático' en Valencia impide a los perros hacer sus necesidades

Imagen del pipi-can. FOTO: Twitter @civis68

Imagen del pipi-can. FOTO: Twitter @civis68

Encontrar el pipi-can es tarea bastante complicada para dueños y canes. Los vecinos se quejan del mal estado y el abandono de la instalación, situada en la Calle Camino Viejo de Alboraya

A simple vista no se sabe si es un pipi-can o una selva para perros. Encontrarlo es tarea bastante complicada para dueños y canes, a pesar del letrero que indica que, efectivamente, se trata de un área canina para que estos animales hagan sus necesidades.

Los vecinos se quejan desde hace tiempo por el mal estado y el abandono de la instalación, situada en la Calle Camino Viejo de Alboraya, frente a los números 22 y 24, en Benimaclet. Asimismo, instan al Ayuntamiento de Valencia y a la concejala responsable del Área de Medio Ambiente, Pilar Soriano, a que tome medidas de "limpieza y adecuación del entorno" por el peligro de contagio de enfermedades que puede suponer para los perros hacer sus necesidades en esta zona.

Además, los usuarios que frecuentan la instalación lamentan el estado en que se encuentra y piden al gobierno municipal "una actuación urgente, ya que no está teniendo en cuenta en su gestión a este barrio, donde no hay limpieza ni poda de matorrales y arbustos, ni de reparación de las más degradadas".

Los usuarios del pipi-can se quejan, también, de que el Ayuntamiento de Valencia haga campañas punitivas contra aquellos que no recogen los excrementos de los perros, sin gastarse un euro en arreglar las instalaciones destinadas a los perros.

Comenta esta noticia
Update CMP