11 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas confiesa lo más duro de su nueva vida y recibe este apoyo inesperado

Inés Arrimadas

Inés Arrimadas

No todos son mieles para la líder de Ciudadanos en esta etapa alejada de la política, según ha revelado, y una personalidad ajena por completo a su mundo que le ha mostrado su solidaridad.

Felicidad a raudales es lo que desprenden las imágenes y testimonios de Inés Arrimadas desde que vino al mundo su hijo, el pequeño Álex. Un mundo y una vida que nada tienen que ver con los sinsabores de la política. Aunque también tiene sus amarguras, como ha reconocido la líder de Ciudadanos, obteniendo el inopinado apoyo de una persona completamente ajena a los fragores de la vida política.

Así, con un bebé que ha ido creciendo en la nueva normalidad, el matrimonio que forman Arrimadas y el consultor Xavier Cima ha ido forjando una "pequeña familia" de la que están disfrutando al máximo.

"¿Alguien sabe cómo se congela el tiempo?", se preguntaba Arrimadas entusiasma tras ser testigo de una tierna siesta padre-hijo que difundió a través de su Instagram.

Álex va cumpliendo semanas de vida y Arrimadas ha querido hacer balance de esta intensa experiencia con una aplaudida publicación en la que también saca a relucir la cara menos agradable de ser uno más en casa. "Yo ya no me acuerdo bien de cómo era mi vida sin ti", le ha dedicado junto a una foto en la que aparece agarrando su manita.

 

Y para rematar, ha añadido un pequeño apunte para señalar lo que más echa en falta de su antigua realidad. "Bueno, sí, recuerdo que dormía mucho mejor por las noches", es su sentencia con no poco sentido del humor.

Y entre el gran número de comentarios que ha recibido, ha destacado el de Eva González, que se estrenó como madre hace más de dos años. "Bienvenida al club de las mamás panda", le contestaba la presentadora y modelo.

La andaluza se ha convertido en toda una experta en eso de reivindicar las consecuencias, tanto las positivas como las que no lo san tanto, de tener un pequeño en casa. De ahí que no haya dudado en dar su calor a la política.

 

Comenta esta noticia