24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Fernando Simón se pega la vida padre en Mallorca con media isla confinada

Fotografía de Julián Aguirre cedida por Ultima Hora a ESdiario.

Fotografía de Julián Aguirre cedida por Ultima Hora a ESdiario.

El director del CCAES continúa de aventuras junto a Jesús Calleja. Este miércoles tocaba buceo en El Toro. Mientras, la situación empeora en Baleares y también en Madrid.

España superó este martes los 30.000 muertos oficiales -que no reales- por coronavirus y tampoco estaba allí Fernando Simón para contarlo, sino su sustituta y secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Cazón

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias continúa de aventuras en Mallorca junto a Jesús Calleja, con quien desde el lunes graba un capítulo de Planeta Calleja en la isla. 

Este miércoles el diario Última Hora cazó a Simón en Port Adriano, embarcando para bucear en las aguas de El Toro, en el municipio de Calviá. El lunes voló en globo por Cala Millor, en la localidad de Son Servera. Está disfrutando de un "merecido descanso", decía Cazón desde Madrid. 

En todo momento prima la discreción y las medidas de seguridad por parte del equipo del programa, que no deja a los lugareños acercarse a Simón durante el rodaje. Además se desconoce dónde se aloja, pero la prensa local ha podido averiguar que en algún sitio de la costa oriental de Mallorca, en la zona de Llevant. 

Lo llamativo es que mientras el portavoz del Gobierno durante toda la pandemia oxigena cuerpo y mente, en Mallorca la situación es cada vez más complicada y el Gobierno de Baleares ya se ha visto obligado a confinar cinco barrios de la capital, Palma.

En concreto, desde el viernes, un día antes de que Simón aterrizase en Mallorca para sus vacaciones, quedaron aislados los barrios de Son Gotleu, Can Capes, la Soledat Nord y parte de Son Canals. Como aun así el Ejecutivo de Francina Armengol no ha conseguido poner un dique de contención, este martes las medidas se ampliaron a la zona de Arquitecte Bennàssar, donde viven en torno a 30.000 personas. 

Y en la vecina Ibiza las restricciones a la movilidad afectan a los barrios de Sant Antoni y Vila. En todos los casos son para 15 días y se prohíbe, entre otras cosas, entrar o salir de las zonas afectadas salvo por motivos de trabajo. Además de rebajar a cinco personas el máximo de las reuniones sociales.

Antes de volar a Mallorca, el director del CCAES declaró el viernes: "La epidemia está en fase de ascenso en todos los países, da la sensación de que nosotros empezamos a suavizar ese ritmo". Aunque las cifras de los últimos días no parecen darle la razón. El martes el número de casos ascendió a 603.167 después de que el Ministerio de Sanidad hubiera registrado 9.437 casos más, de ellos 3.022 en las últimas 24 horas.

Por si fuera poco, este miércoles el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, anunció lo que venía semanas siendo un rumor creciente: el confinamiento de varios barrios del Sur de la capital, con niveles disparados. 

Comenta esta noticia
Update CMP