22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias cae en su trampa: ya vota como la "casta" para mantener privilegios

Pablo Iglesias, este lunes arengando a sus bases a tomar las calles

Pablo Iglesias, este lunes arengando a sus bases a tomar las calles

¿Dónde quedó eso de que los políticos deben ser seres mortales, con los mismos derechos y más obligaciones que cualquier ciudadano? Que se lo pregunten a los errejonistas, que no dan crédito

Una oleada de indignación recorre la bases de Podemos y así lo reconocen en privado varios diputados de la formación morada, que asisten incrédulos este martes a lo que consideran una de las grandes "traiciones" de Pablo Iglesias a los principios fundacionales de su partido.

Y es que la votación en la Mesa de la Cámara Baja del suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo contra el portavoz de la antigua Convergencia, Francesc Homs, ha obligado a los dos representantes de Podemos en el órgano rector a protagonizar un auténtico papelón. Para Iglesias, parece que lo que sirve para el PP no vale para los socios de Podemos.

El discurso central de Iglesias estaba basado en la derogación de los supuestos "privilegios" de los que Podemos denomina "casta". Y entre sus caballos de batalla, la desaparición del aforamiento que da cobertura a diputados y senadores, entre otros. Así se expresaba el propio Iglesias el pasado 14 de septiembre cuando se conoció la decisión del Supremo de llamar a declarar a la exalcaldesa de Valencia, Ritá Barberá.

"Es mi escaño, mi aforamiento, mi constante insulto, mi indecencia. Es la corrupción", decía el líder de Podemos

 Una tesis que suscribía también su número dos, Iñigo Errejón. "Barberá renuncia al carné del PP, pero se atrinchera en el Senado. Es una de las que dice que votar distinto daña las instituciones", sentenciaba.

"No judicializar la política", dicen ahora 

Sin embargo, tanto Iglesias como Errejón han demostrado este martes que sus principios son de quita y pon. Podemos ha sido el único partido que se ha opuesto a que la Mesa del Congreso tramite el suplicatorio que ha pedido el Tribunal Supremo para poder investigar al portavoz de la antigua Convergència, Francesc Homs, por favorecer y apoyar la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014 cuando era consejero de Presidencia de la Generalitat.

Una decisión que sólo ha sido contestada públicamente por el diputado jornalero Diego Cañamero. Privadamente, sin embargo, muchos parlamentarios no ocultan su indignación.

Muchos diputados están hartos de que Iglesias imponga las decisiones del grupo sin consultar a nadie

Según ha sabido ESdiario de fuentes parlamentarias del partido morado, la decisión de defender el aforamiento de Homs ha sido adoptada de "forma personalísima" por Pablo Iglesias y así se la trasladó la pasada semana en Madrid al presidente catalán, Carles Puigdemont, en el almuerzo que ambos mantuvieron en la capital.

Como en la mayoría de las grandes decisiones -se lamentan desde el Congreso algunos diputados ligados al errejonismo-, Iglesias no ha consultado con los órganos del partido la decisión, provocando un notable malestar en gran parte del grupo parlamentario.

De puertas a afuera, el portavoz de Podemos, Iñigo Errejón, se ha visto obligado a justificar la decisión a costa de contradecir su discurso anterior. "Hemos dicho que la judicialización de la política no sólo no sirve sino que es contraproducente", ha dicho este martes. Depende de a quién afecte, le ha faltado añadir.

Comenta esta noticia
Update CMP