13 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Caso Neymar: El juez propone que el jugador y Rosell sean juzgados por estafa

Neymar y Bartomeu tras firmar su renovación.

Neymar y Bartomeu tras firmar su renovación.

De la Mata ha abierto de nuevo uno de los casos más polémicos del Barcelona y propone que la entidad, su directiva en 2011 y la familia del brasileño sean juzgados por distintos delitos.

El juez José de la Mata, encargado del Caso Neymar, ha propuesto que el brasileño, sus padres, Josep María Bartomeu, su antecesor Sandro Rosell y el FC Barcelona como entidad, sean juzgados por delito de estafa por el fichaje del brasileño por el club. Los anteriormente citados serían juzgados por corrupción entre particulares en el caso del jugador y su familia y corrupción y estafa impropia, el actual presidente del Barcelona, su antecesor en el cargo y el propio club. 

Según se explica en la instrucción, el contrato firmado por Neymar en 2011 en el que se establecía que recibiría 40 millones de euros para fichar en el futuro por el Barcelona pudo haber alterado "el libre mercado de fichaje de futbolistas". Ya que esto impidió que el jugador entrase en el mercado "conforme a las reglas de libre competencia".

Además añade que tanto Rosell, en aquel momento presidente, como Bartomeu, que ejercía de vicepresidente, eran conocedores de las circunstancias "cuando decidieron firmar este contrato". En cuanto al FC Barcelona y la sociedad N&N, propiedad del padre de Neymar, son también responsables ya los acuerdos fueron realizados por representantes de ambas entidades.

El jugador finalmente fichó por el Barcelona en 2013, sin esperar a terminar su compromiso deportivo con el Santos brasileño en julio de 2014, lo que para De la Mata es "una simulación consciente y urdida para la comisión de la estafa". El juez da diez días a las acusaciones para que soliciten juicio oral o el sobreseimiento de la causa. Además recuerda que este caso se ordenó abrir el pasado septiembre.

El FC Barcelona anunció la renovación de Neymar hasta 2021 con una cláusula especial en la que se detalla que su rescisión será variable y el valor irá aumentando con el paso de los años de 200 millones hasta los 250 millones de euros.

Comenta esta noticia