15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El hombre más odiado por Borrell (y traicionado por Redondo) consuma su venganza

Apunten este nombre porque tiene miga televisiva y política: Pedro Baños, elevado al cielo y arrojado al infierno, vuelve a televisión. Y éste es su plan.

 

 

Pedro Baños Bajo, coronel en la reserva y uno de los mayores expertos en Geopolítica de nuestro país, comenzó el pasado domingo ‘La Mesa del Coronel’, un nuevo programa dedicado a dicha materia en Cuatro.

No es ningún secreto que el espacio está producido por Alma, la productora de Iker Jiménez, con quien Baños mantiene una gran amistad. La apuesta, a Mediaset, no le supone gran problema, puesto que Cuatro sirve como cajón de sastre y laboratorio.

A quien si se le puede atragantar es a Josep Borrell, ministro de Exteriores. ¿Por qué? Rescatemos la historia: en el verano de 2018, poco después de llegar a La Moncloa Pedro Sánchez, Baños fue “tocado” por su Rasputín, Iván Redondo, que había coincidido con él como contertulio en algunos programas de actualidad, especialmente ‘Espejo Público’.

 

Fue el espacio matinal de Antena 3 el que contó en exclusiva que Redondo se haría cargo de la ‘fontanería’ de Presidencia del Gobierno y que Baños se pondría al frente de la Dirección de Seguridad Nacional.

Tras conocer la noticia, ‘El País’ (versión Antonio Caño) puso toda su artillería sobre Baños, acusándole, poco menos, que de ser un agente de Putin. De manera más sibilina, Borrell movió ficha dentro del Ejecutivo para placar al coronel. Y otro, ahora jubilado, también hizo lo propio, más por interés personal (colocar a uno de los suyos) que por ideología.

Redondo recula

Luego hubo algunos que se sumaron al coro sin saber muy bien lo que se cocía y con tal de desgastar al nuevo Ejecutivo. Pero esos son los que menos importan en esta historia. Ante la tormenta, Redondo reculó y fue, fiel a su estilo, esparciendo que sólo había sido un nombre. Ya. Lo de siempre.

A Baños le fusilaron al amanecer, tal y como se hace eso ahora: con ruido mediático y de redes sociales. Ahora tiene programa propio. Y algunos deben andar mesándose los cabellos. Por cierto, ¿se sabe algo de Caño y de Alandete, el eterno ‘fullbrighter’? De Borrell, sí: que sigue teniendo Exteriores hecho un Cristo y a los ‘indepes’ dándoselas de mártires por media Europa

Comenta esta noticia
Update CMP