18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "revolución de las sonrisas" fabricaba bombas contra la Guardia Civil

Imagen de la concentración en Vic tras las detenciones.

Imagen de la concentración en Vic tras las detenciones.

Planos de cuarteles de la Benemérita, sedes estatales e infraestructuras críticas, y material para fabricar artefactos es lo que tenían los CDR. Torra, Junts y ERC desacreditan la operación.

La Guardia Civil ha abortado este lunes los preparativos de lo que puede ser la respuesta de un sector del independentismo a la sentencia del Tribunal Supremo, un golpe muy oportuno a los CDR. Y los radicales se han echado a la calle en varias localidades catalanas en apoyo de los detenidos.

En Barcelona, los manifestantes se han concentrado frente al cuartel de la Guardia Civil en la calle Travesera de Gracia profiendo gritos de Todos somos CDR o No tenemos miedo. En este acto se ha dejado ver la exconsejera de Presidencia, Elsa Artadi.

Concentraciones similares se han producido en Lérida, Sabadell -una de las más numerosa con cerca de 4.000 personas-, Cerdañola del Vallès, Mollet del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, Vic, Manresa o Tortosa.

Tras las detenciones, Xavier Pellicer, portavoz de los abogados de los detenidos, ha justificado  que la operación llevada a cabo por la Guardia Civil se ha lanzado por "intereses políticos". Y que para ello se ha recurrido a la Audiencia Nacional, un "tribunal de confianza" del Gobierno que ha ordenado la redada en base a "futuribles".

El propio Quim Torra ha sido el primero en desacreditar la operación judicial. "La represión continúa siendo la única respuesta del Estado. Están intentando volver a construir un relato de violencia. No lo conseguirán, el movimiento independentista es y será siempre pacífico", ha afirmado en las redes sociales.

En la misma línea de desacreditar la operación se han mostrado la mayoría de dirigentes de Junts y ERC, como sus portavoces en el Congreso, Gabriel Rufián y Laura Borrás:

 

Del calibre de la operación y de lo que los detenidos podrían estar preparando baste un dato: los investigadores han hallado información sobre un cuartel del Instituto Armado, datos sobre edificios estatales y también de infraestructuras críticas.

Entre los diez arrestados -dos fueron puestos en libertad con cargos tras prestar declaración-se encuentran Eduard Garzón y David Budria, que ya fueron investigados en febrero por la protesta en los alrededores de la cárcel de Lledoners durante el último traslado desde Cataluña a Madrid de los exdirigentes catalanes presos. A los integrantes de aquella protesta se les conoce como Los 9 de Lledoners.

Fuentes jurídicas han asegurado que los arrestados trasladados a Madrid previsiblemente pasarán a disposición judicial entre el miércoles y el jueves.

 

Imagen del material explosivo hallado por los agentes de la Guardia Civil en sus registros.

 

Los investigadores tienen constancia de que los arrestados estuvieron en una cantera antes de que se desarrollara el operativo. Según precisan fuentes conocedoras del dispositivo, en los registros se ha intervenido termita y TATP (peróxido de acetona), sustancias ambas que son compatibles con la fabricación de explosivos.

En la redada se han intervenido "abundante" material en los diez registros practicados en la provincia de Barcelona: cuatro en Sabadell y los restantes en Mollet del Vallès, Cerdañola del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, Sant Vicente de Torelló y Sant Fost de Campsentelles.

 

Comenta esta noticia
Update CMP