07 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Anabel Pantoja se rompe: Sálvame amenaza con el secreto que puede hundir su boda

Anabel Pantoja estaba tan contenta y ha sido llegar a Sálvame y volver los disgustos.

Anabel Pantoja estaba tan contenta y ha sido llegar a Sálvame y volver los disgustos.

Ella que estaba tan contenta con su exitosa "Puesta a Panto" durante el confinamiento. Que parecía feliz como una perdiz con su novio en cuarentena. Con amigos así quién quiere enemigos.

Volvió Anabel Pantoja a Sálvame después de su exitosa Puesta a Panto en confinamiento pero lo hizo coincidiendo con la vuelta al programa de Telecinco del cajón de los secretos... y eso siempre es problemático para un tertuliano del programa.

De hecho, nada más empezar un mensaje ocupó la pantalla central del plató y lo llenó todo de dudas:  "La redacción de Sálvame tiene en su poder unas imágenes brutales que afectan a una colaboradora: Anabel Pantoja. Unas imágenes que la propia colaboradora ha intentado evitar por todos los medios que se hicieran públicas, ya que la relación con su novio Omar podría verse muy, pero que muy afectada. La boda aplazada podría pasar a ser la boda cancelada”.

Minutos después, Jorge Javier Vázquez abría el sobre que contenía el secreto y sacaba una memoria USB con un vídeo muy comprometido. “Es heavy”, le advertía Kiko Hernández pero ella, ante los comentarios de sus compañeros, pedía calma: “¿Qué estáis inventado? Bajarse ya de donde estáis, que estáis hablando de temas delicados”.



Por los comentarios del presentador intuíamos que se trata de una conversación en la que Anabel no habría hablado en buenos términos de su futuro marido, es más, le preguntaba: “¿Tú has dicho que tu novio es un mierda?”.

No lo cree pero reconoce que es “malhablada”, que después de una discusión con él se ha podido desahogar con alguien y decir cosas que en realidad no piensa: “No quiero que por esta mierda se cancele mi boda o se cancele mi felicidad por un cajón de mierda y una conversación de mierda”.



Además, dejó claro que para ella Omar ha sido su “salvador”, le tiene muy bien valorado y durante el confinamiento se ha dado cuenta de que nunca ha sido tan feliz: “Me he llevado 60 días conviviendo con él por primera vez, hemos tenido altibajos, era una montaña rusa, no sé si me ha pillado alguien por la calle hablando pero me tenía que desahogar”.

Pero se trataba de otra cosa. En realidad, lo que tenía Sálvame era el vídeo que Anabel protagonizó en directo en Instagram y luego borró. Se trata de unas imágenes en las que se la ve visiblemente afectada tras un día de fiesta con sus amigos.

Canta, bebe agua y hasta tiene problemas para leer los mensajes. Se tapaba la cara en directo, sobre todo escuchando a su chico. Omar estaba a su lado pidiéndole insistentemente que dejara el directo y se fuera a la cama pero ella le respondía que se fuera a otra habitación a dormir: "¡Que me dejes!" En plató, la colaboradora se declaraba "avergonzada" y se disculpaba.

Comenta esta noticia