22 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Guardia Civil golpea al procés: detenciones por amenazas a policías en la red

Independentistas acosan a agentes de la Guardia Civil tras el 1-O.

Independentistas acosan a agentes de la Guardia Civil tras el 1-O.

Policías y guardias civiles sufrieron amenazas, vejaciones y acoso en las redes sociales tras su intervención en Cataluña durante el referéndum ilegal. Semanas después trae consecuencias.

La Guardia Civil ha detenido en los últimos días a cinco personas que difundieron a través de sus redes sociales mensajes contra los policías que actuaron en Cataluña durante el referéndum del 1 de octubre.

Los detenidos, localizados en Lérida y Tortosa (Tarragona), están acusados de delitos de incitación al odio y la discriminación por mensajes amenazantes, además de revelación de secreto por publicar identidades y localizaciones de los agentes.

Por su parte, la Policía ha informado de la detención de dos personas en Tortosa tras haber publicado mensajes como "no merecéis vivir putos guardias civiles y nacionales" o "hay que ir a pegar fuego a los cuarteles de la Guardia Civil".

La investigación policial se desarrolló durante el pasado mes de octubre después de que los agentes constatasen la existencia de continuas publicaciones en redes sociales en las que estos individuos incitaban al odio. Tras analizar sus perfiles personales desde los que publicaban las amenazas, los agentes identificaron a los dos presuntos autores y procedieron a su detención.

Los dos arrestados se suman a los otros tres detenidos por la Guardia Civil a lo largo de las tres últimas semanas por actos similares.

El primero de los detenidos, vecino de Lérida, insultó y amenazó de muerte el pasado 26 de octubre a agentes del cuerpo policial que iban de paisano. Posteriormente, el investigado les fotografió y colgó las imágenes en su perfil de Facebook.

Según la policía, en la publicación se informaba también de que los agentes se hospedaban en el Parador de Lérida e "invitaba" a sus seguidores a acudir hasta el lugar para increparlos.

La Guardia Civil también descubrió que una mujer, vecina de Albatàrrec, habría compartido en sus redes sociales las mismas imágenes que el primer acusado y, de la misma forma, "amenazaba" a los agentes.

Comenta esta noticia
Update CMP