23 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez quiso endurecer el delito de rebelión días antes de la moción de censura

Indignado ahora porque le llamen golpista, el presidente criticó los hechos ocurridos en Cataluña y lanzó una propuesta para afinar el Código Penal en vísperas de su desembarco en Moncloa.

Ahora se indigna porque le llamen golpista e incluso deja caer que el 1-0 no hubo rebelión. Pero hubo un tiempo en el que Pedro Sánchez no solo hablaba con naturalidad del golpe de estado del separatismo en Cataluña, sino que también proponía afinar más las sanciones por rebelión.Y no hace tanto. Fue el pasado mayo; solo quince días antes de la moción de censura.

En el programa ‘Los Desayunos de TVE’ el entonces solo secretario general del PSOE dio detalles de una propuesta en la que trabajaba su partido: modificar el delito de rebelión en el Código Penal para "actualizarlo" a los tiempos y defender mejor un bien jurídico como es la Constitución. Sánchez se comprometió además a que, si el Gobierno lo hacía antes que ellos, lo apoyaría.

Aquella declaración tuvo lugar solo un día después de que Pedro Sánchez se reuniera con el entonces presidente Mariano Rajoy en La Moncloa. En aquel encuentro ambos fortalecieron su alianza frente al desafío separatista e incluso pactaron aplicar un 155 más exigente aún en caso de que se repitiera la quiebra de la legalidad con la llegada de Torra al Govern.

"Estamos trabajando en una modificación del Código Penal, y la vamos a presentar en el Congreso de los Diputados. Es evidente que el delito de rebelión, tal y como está tipificado desde 1995, no corresponde al tipo de rebelión que se ha sufrido en estos últimos meses", apuntó Sánchez. Y no corresponde, explicó, porque está "absolutamente vinculado a golpes militares”.

"Es evidente que tenemos que aprender de la experiencia que hemos sufrido durante estos últimos meses, es evidente que la Constitución es un bien jurídico que debe ser defendido. Antes, en 1995, y en 1973 [con la versión anterior del Código Penal], cuando se hablaba de rebelión, uno se imaginaba un golpe de Estado militar, y eso era lo que planteaba el legislador entonces. Ahora estamos ante un hecho completamente distinto, y es que responsables políticos al frente de instituciones públicas se están valiendo de esa posición para subvertir el orden constitucional". Y en ese contexto, el Congreso ha de "abrir el debate", de forma "sosegada y serena", pero también "contundente", sobre cómo "actualizar el delito de rebelión a los hechos" acaecidos en el otoño de 2017 en Cataluña.

Apenas dos semanas después, Sánchez lideraba una moción de censura que derribó al Gobierno del PP y a los pocos días entraba en La Moncloa con el apoyo de los separatistas precisamente.

Comenta esta noticia
Update CMP