22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Audi RS5 Sportback, un deportivo para no renunciar a nada

La marca de los cuatro aros ha decidido traer a nuestro mercado una de las versiones más espectaculares de su gama, una berlina con línea coupé que permite combinar todo tipo de uso.

Con este modelo las siglas RS cobran una dimensión todavía mayor, ya que además de ser uno de los de diseño más bonito de su segmento, el portón trasero ofrece una capacidad y comodidad de carga óptimos. Pero el protagonismo en este coche se lo llevan su motor y su ajuste dinámico.

El V6 biturbo de 450CV es, como hemos comprobado en su hermano el Audi RS5 coupé, un corazón lleno de fuerza que con 600Nm de par se muestra lleno en cualquier régimen de utilización y permite practicar todo tipo de conducción, desde una sosegada en familia a la más agresiva que queramos circulando por un tramo de curvas. Un par de datos como aperitivo: es capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 4 segundos (3,9 para ser exactos) y alcanza una velocidad máxima de 280Km/h, limitada electrónicamente claro.

 

Pero si esas cifras son asombrosas, las recuperaciones y las sensaciones de poderío al volante del Audi RS5 lo son mucho más. Con las manos sobre la piel vuelta de su volante y las levas del cambio de doble embrague de 8 velocidades permitiéndonos una precisión absoluta en cada engranaje las cosas suceden a una velocidad estratosférica que no hay carretera que lo soporte.  

Menos mal que la tracción integral permanente Quattro, con reparto 40% delante 60% detrás, y el diferencial central autoblocante hacen que la cosa no se desmadre. Además, el reparto de potencia entre ambos ejes no es fijo, y cuando el sistema detecta pérdidas de tracción, transfiere de inmediato la potencia al eje opuesto, pudiendo llegar al 70% delante y al 85% atrás. En opción, podemos equiparlo con el diferencial deportivo, que distribuye el par de manera selectiva entre las ruedas.

 

Para redondear la dinámica, la suspensión es de cinco brazos en ambos ejes, ofreciendo un buen compromiso entre confort y deportividad. En opción Audi ofrece la suspensión deportiva RS plus con Dynamic Ride Control (DRC), además de dirección dinámica RS y discos de freno cerámicos. Su precio es de 103.000 euros para el mercado español y las primeras unidades no llegarán hasta mediados de año.

Comenta esta noticia
Update CMP