2018 para el deporte valenciano: diferentes retos, mismas ambiciones

Guedes y Zaza. Valenciacf.com

Guedes y Zaza. Valenciacf.com

Repaso a las expectativas reales para 2018 de los tres clubs valencianos más importantes: Valencia CF, Levante UD y Valencia Basket.

Valencia CF:

El Valencia CF empezaba 2017 sumido en una de las peores crisis de su reciente historia: el equipo era decimoséptimo con tan sólo 13 puntos en 16 partidos (solamente uno por encima del descenso) y se disponía a contar con su tercer entrenador de la campaña (Prandelli se marchó hace justo un año en circunstancias poco claras). Pues bien, la situación ha dado un giro de casi 180 grados en un año a orillas de Mestalla. Tanto es así, que cualquier objetivo para cerrar la temporada pasa por asegurar competición europea, y es que esos 11 puntos de ventaja respecto al séptimo clasificado (salvo hecatombe) serán suficientes.

Pero es más: lo ya demostrado por el conjunto invita a ni mucho menos conformarse con eso: la cuarta plaza que da derecho a Champions resulta cada vez un poco más asequible, y máxime con la inestabilidad que vive un competidor directo por ella como el Sevilla. Todo aquello que viniera de más (léase un posible subcampeonato) supondría una guinda perfecta.

Por último está la Copa del Rey: aquélla que, ahora hará 10 años, significó el último título de la entidad. Para disputarla con garantías debe de existir una aportación de los, hasta ahora, jugadores de banquillo que deje la impresión de que la plantilla puede llegar a ser suficientemente extensa como para acometer ambos objetivos. La eliminatoria de 1/8 ante el Las Palmas (el miércoles así se inicia el año futbolístico) no debería, a priori, de significar un gran escollo.

Levante UD:

De notable alto cabría calificar el año que se nos va en lo que atañe al Levante UD. La brillante temporada realizada en 2016-17 permitió al conjunto granota sellar su ascenso matemático el pasado sábado 29 de Abril, a falta de seis jornadas para acabar la liga; competición liguera que, a la postre, consiguió lograr en su categoría de plata con 14 puntos más que su inmediato perseguidor (84 por 70 del Girona).


Problemas físicos en jugadores clave y falta de concreción ante el marco rival, al margen del ya consabido aumento de nivel en la categoría superior, hacen de la singladura del Levante UD en su retorno a Primera División algo más peliagudo. Si bien, el colchón adquirido tras unas primeras muy satisfactorias jornadas hace que los puestos de descenso, hasta el momento, no hayan acechado en demasía.

En lo que concierne al reto para 2018 no caben interpretaciones: los 42 puntos son la cifra mágica a la que el Levante UD debe de llegar (o, en su defecto, aproximarse todo lo posible). Para ello, la recuperación de su punta más capacitado para el gol Roger Martí (se le espera ya para finales de Enero) constituirá algo más que un balón de oxígeno. Mientras tanto, la Copa (comienza el jueves contra el Espanyol) será terreno propicio para hacer probaturas.


Valencia Basket :

"Es una lástima que 2017 se acabe". Ésta era la frase que se escuchaba en el encuentro que marcó el epílogo del año baloncestístico en la Fonteta. Y, ciertamente, puede resultar la más gráfica a la hora de definir el año de ensueño (de largo el mejor de su historia) que Valencia Basket ha brindado a sus aficionados. Las finales de la Copa del Rey y la Eurocup, más los títulos de Supercopa y, muy por encima de todo, el de la Liga Endesa dejan un listón altísimo para este 2018, aunque bien podría ser eso algo que sirviera para ser usado por este magnífico grupo de jugadores ganadores como acicate.

Entre el 15 y el 18 de Febrero Valencia Basket disputará (ya está clasificado) la Fase Final de la Copa del Rey en Las Palmas de Gran Canaria: han pasado 20 años desde que un sorprendente y emergente Pamesa Valencia se alzara, contra todo pronóstico, con el título en 1998 en Valladolid. El año pasado no pudo reeditarse por un suspiro (derrota por 97-95 en la final ante el Madrid), tal vez este año sí sea el de la reconquista.

En parte, hacemos hincapié en la Copa porque de las otras dos competiciones nacionales Valencia Basket es, ahora mismo, campeón en título (algo, aunque fuera por los pelos, se tenía que escapar durante el maravilloso 2017), aunque no existe el mayor atisbo de duda de que se luchará por revalidarlas. Más complicado, sin embargo, parece lo de progresar en la Euroliga. De todos modos, el que se inicia será un año de máximas ambiciones, como todos y cada uno desde que el club está plenamente instalado en la élite.

Comenta esta noticia