24 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así les tocó el 'Gordo' hace 10 años a don Felipe y doña Letizia

Un legado de 10 millones de euros, dejado en herencia por un misterioso empresario menorquín se convirtió hace una década en uno de los grandes quebraderos de cabeza en Casa Real.

Este domingo, como cada 22 de diciembre, millones de españoles pondrán sus ilusiones en el sorteo extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional. Sueñan con el Gordo que les ayude a comprar una casa, a tapar agujeros o a darse algún que otro capricho. Lo que muchos no saben es que, hace 10 años, sin jugar a la Lotería, el 'Gordo' les tocó a los reyes Felipe y Letizia. Y también a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, así como a todos sus primos por parte de padre.

Vanity Fair se ha adentrado esta semana en un polémico legado, de 10 millones de euros, que dejó, a su muerte, un misterioso empresario menorquín a los entonces príncipes de Asturias, "así como a los ocho nietos de los eméritos".

El inesperado benefactor de la familia real, Juan Ignacio Balada Llabrés, dejó escrito que en el caso de que los Borbones rechazaran esta herencia, esos 10 millones se legaran al "Estado de Israel". Y con esta decisión, el empresario dejó sin herencia a dos primas suyas que le sobrevivieron, pues consideraba que no andaban cortas de dinero.

En declaraciones a Vanity Fair, un periodista amigo del empresario, cuenta que él no conocía personalmente ni a los actuales reyes ni a  ningún miembro del entorno de Zarzuela. Y que el pecuniario asunto se convirtió en un verdadero quebradero de cabeza en palacio, pero que acabó por aceptar la herencia, porque don Felipe "pensó que ese dinero iba a ayudar a mucha gente en la isla".

En realidad, los 10 millones legados a los Borbones era la mitad de la herencia del este empresario, "interesado en la cábala, la masonería y el esoterismo".

En el testamento,Balada indicó que la otra mitad se destinase a la creación de una fundación, de la que actualmente son presidentes de honor los reyes de España. Se trata de Hesperia, que colabora con la investigación de las llamadas enfermedades raras y con la inserción laboral de jóvenes con discapacidad en la isla de Menorca.







Comenta esta noticia
Update CMP