14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Amancio Ortega obtiene el éxito que más desquiciará a Iglesias y Echenique

Amancio Ortega, flanqueado por Iglesias y Echenique

Amancio Ortega, flanqueado por Iglesias y Echenique

La feroz campaña de Podemos contra Inditex obtiene una contundente respuesta de los ciudadanos: las cifras de la empresa mejoran con nunca y dejan al partido morado por los suelos.

Algo se habrá revuelto en el estómago de Pablo Iglesias y de Pablo Echenique al conocer que, lejos de haber dañado a Amancio Ortega con sus furibundas críticas, el resultado de Inditex, el emblema del grupo empresarial, ha obtenido unos resultados económicos de récord.

Ni el acoso ni las críticas al gallego, un filántropo con la sanidad pública que además abona 1.200 millones de impuestos en España (el 2% de todo el impuesto de sociedades), han afectado ni lo más mínimo a la aceptación por parte de los consumidores, que a tenor de las cifras oficiales del grupo se han volcado en Zara y el resto de firmas de la corporación.

 

Y es que Inditex registró un beneficio neto de 734 millones de euros durante el primer trimestre de su año fiscal 2019-2020 (desde el 1 de febrero al 30 de abril), lo que supone un aumento del 10% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía gallega.

Las ventas se situaron en 5.927 millones, un 5% más, alcanzando un nuevo récord, impulsadas por la transformación digital de la plataforma integrada de tiendas y 'online' que gestiona el grupo. Las ventas en tienda y 'online' a tipo de cambio constante entre el 1 de mayo y el 7 de junio crecieron al 9,5%, mientras que entre el 1 de febrero y el 7 de junio se incrementaron el 6,5%.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Inditex fue de 1.675 millones de euros durante el primer trimestre fiscal, lo que supone un alza del 49%, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 980 millones de euros, un 15% superior al de hace un año.

Después del desprecio

El balance del gigante textil internacional con sede en Arteixo (La Coruña) coincide con la campaña contra Ortega emprendida desde Podemos, fundamentalmente, tras conocerse que llevado donados más de 300 millones de euros a la sanidad española para la adquisición de tecnología médica contra el cáncer.

Lejos de obtener el reconocimiento, los principales dirigentes morados emprendieron una furibunda campaña coral de ataques, acusándole de tener en sus manos la calidad de la sanidad o de hacer esas donaciones para compensar supuestos fraudes fiscales que, en realidad, no existen.

Inditex es el mayor contribuyente impositivo nacional a las arcas españolas y tiene una plantilla en todo el mundo de más de 80.000 empleados, con los que reparte además buena parte del dividendo de ganancias del grupo con un sistema de gratificaciones pionero.

Comenta esta noticia
Update CMP