28 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont desprecia a los parlamentarios y exige regular la "autodeterminación"

El expresidente de Cataluña que se encuentra huido de la justicia se ha negado a contestar a los miembros de la cámara europea a la que tanto recurre para hablar de independencia.

Carles Puigdemont ha tenido su minuto de gloria en el Parlamento Europeo. Y es que precisamente ha tenido a su disposición este tiempo para hablar ante los europarlamentarios y lanzar sus soflamas independentistas e intentar internacionalizar la situación en la que se encuentra, teniendo en cuenta que esta huida hacia delante es la única salida que le queda.

De hecho ha indicado que "Cataluña es una cuestión interna de la UE", por lo que "tiene que avanzar para encontrar un mecanismo común democrático que aborde la autodeterminación. La represión no puede ser una solución aceptable. Se la hora que la política europea hable y muestre al mi que el derecho de autodeterminación es la vía más democrática para resolver problemas territoriales no sólo a Europa sino a todo el mundo".

Y es que, Puigdemont vuelve a obviar a todas las instituciones europeas que han repetido una y otra vez que todo lo relativo al deseo independentista de Cataluña es un asunto interno de España y por lo tanto, únicamente considerará al Estado español como interlocutor válido para tratar este asunto.

Además, Puigdemont ha rechazado escuchar a los eurodiputados Dolors Montserrat (PP) y Luis Garicano (Cs), que han pedido la palabra para replicar al líder independentista. Montserrat y Garicano han recurrido a la tarjeta azul que prevén las reglas del Parlamento europeo para indicar que se desea realizar una pregunta al eurodiputado que está interviniendo. Preguntado por la presidencia de la Eurocámara si aceptaba estas peticiones, Puigdemont se ha limitado a responder con un "no".

 Por su parte, en una entrevista concedida en la emisora Rac1 ha asegurado que muy pronto pisará "tierra catalana" en una acto que se está preparando en "Catalunya Nord", donde dice que "se sentirá en casa" y ha apuntado que está trabajando para poder acudir a visitar a los encarcelados por el procés.

El problema, según Puigdemont, es que en cuanto llegue a España sería detenido y encarcelado, algo que no considera oportuno ya que si tiene inmunidad "no puede haber una excepción en España", de manera que ha solicitado al Parlamento Europeo que se pronuncie al respecto ya que es esta institución la "tiene que decir si mi inmunidad tiene excepciones y si eso afecta a España".

Además, el expresidente catalán también ha querido opinar acerca del nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado asegurando que "el mensaje que se manda es de poca confianza en la independencia judicial" ya que "no se puede hacer un discurso en el Parlament diciendo que tenemos un problema con la politización de la justicia y después nombrar fiscal a quien ha tenido la cartera de Justicia". "Me parece que hay una incoherencia", ha concluido.

Comenta esta noticia