19 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El vídeo de Pedro Sánchez limpiándose tras saludar a un negro resucita de nuevo

Pedro Sánchez, en 2016

Pedro Sánchez, en 2016

En plena ola de manifestaciones raciales en Estados Unidos, vuelve a la actualidad un gesto del presidente que no le deja nada bien en materia de igualdad con las minoría. Fue éste.

 

 

La tensión racial se ha disparado en Estados Unidos tras la muerte, a manos de la Policía, de un ciudadano de raza negra: un episodio que, por reiterado, suscita el debate nunca cerrado sobre cómo trata el país a su minoría más amplia.

Y esa polémica se ha trasladado incluso a España, de manera bastante artificial, con mensajes políticos algo forzados de los partidos de izquierdas, algún desparrame como el de Bildu aprovechando la circunstancia para comparar al pueblo vasco con la minoría negra americana o manifestaciones y altercados en algunos puntos de España como Cataluña y Aragón.

 

Pero claro, una vez que se abre la caja de Pandora, no se controla lo que sale de ella: por ejemplo, un tiro por la culata. Por los menos para Pedro Sánchez, de quien ha resucitado una polémica imagen sucedida en la campaña electoral de 2016. Es ésta, revivida por un tuitero con éxito:

 

 

Aquello ocurrió en junio de 2016, cuando Sánchez era candidato del PSOE a la presidencia en las segundas Elecciones Generales celebradas en seis meses: las de diciembre las perdió frente a Rajoy, pero su negativa a permitir la investidura obligó a volver a las urnas, donde volvió a ser derrotado por mayor diferencia.

Un extraño gesto

Al salir de un mitin en Zaragoza, fue saludando a los seguidores allí concentrados, hasta toparse con una familia de raza negra a la que saludó. La polémica vino cuando, apenas unos segundos después, se vio claramente cómo Sánchez se limpiaba las manos de forma ostentosa:

 

 

Las críticas por ese gesto fueron abrumadoras. Y sus explicaciones, tan airadas como poco concretas: se limitó a decir que todo obedecía a una campaña en las redes sociales impulsada por el PP y, agárrense, por Podemos. Cómo cambia la historia, aunque las imágenes permenecen.

Comenta esta noticia