08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carrascal remata la imagen de Sánchez delante de sus votantes por marrullero

Según Carrascal, Sánchez intenta echar las culpas a todos menos a él.

Según Carrascal, Sánchez intenta echar las culpas a todos menos a él.

El veterano periodista ya no puede más y explica cuál es la verdadera estrategia del presidente del Gobierno con el líder de Podemos, dejando corto incluso al mismísimo Mariano Rajoy.

Lleva ya mucho tiempo Pedro Sánchez agotando la paciencia de no pocos analistas políticos y este viernes José María Carrascal no se ha andado por las ramas en su columna de ABC a la hora de exponer su teoría sobre lo que pasa.

Según el veterano periodista, "ya que no puede convencer a Pablo Iglesias de que le ceda gratis sus escaños (por ser más alto, más guapo, más listo y tener más votos), Sánchez corteja a los "agentes sociales", colectivos profesionales, para escuchar sus muchas cuitas y prometerles que, en cuanto logre la investidura, se las resolverá, sin explicarnos de dónde sacará el dinero ni por qué no lo ha hecho durante el tiempo que lleva de presidente".

Puesto que "tales colectivos no tienen representación parlamentaria y son mayoritariamente de izquierdas, es lícito pensar que su verdadero objetivo es que presionen al líder de Podemos a ceder o quedar como un traidor a los trabajadores".

Por si fuera poco, "la jugada se completa con una llamada a Casado y Rivera de abstenerse "por interés de Estado". En otras palabras: "Si Iglesias cede, asunto arreglado. Si no cede, la culpa de que haya nuevas elecciones será de Podemos, el PP y Cs. Rajoy, hombre serio y educado, las llamaba ocurrencias. Yo prefiero llamarlas marrullerías", ironiza... o no tanto.

Según Carrascal, "puede ser el último y verdadero objetivo de la jugada o jugarreta. Nadie sabe cómo responderemos los españoles a unas cuartas elecciones en cuatro años. La experiencia advierte que el cansancio provoca un descenso general del voto, con castigo especial a quien las provoca".

Vamos, que dispuso las últimas elecciones "de forma que dieran la vuelta al mapa político, lo que consiguió, pero no tan rotundamente como deseaba" pero ya en las municipales y autonómicas, "el equilibrio izquierda/derecha se ha restablecido al fallar su estrategia negociadora y mucho apunta que de repetirse, perderá más".

 No parece que Podemos dé síntomas de rendirse y Carrascal no les quita razón cuando dicen que solo ellos pueden garantizar que se cumpla su programa de izquierdas ya que "en solitario, Sánchez gobernará según sus intereses personales".

Y eso sin contar que el problema catalán: "Si necesita los votos de los secesionistas, accederá a lo que le pidan, empezando por el indulto de los líderes del procés y lo que siga, que ya sabemos lo que es. Y a esos no les engatusa tan fácilmente como a Iglesias".

En conclusión: "Con tipos como Sánchez, lo mejor es no creerles nada de lo que dicen y esperar siempre lo peor, como ya sabe todo el mundo, empezando por sus socios preferentes". 

Comenta esta noticia
Update CMP