02 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una colaboradora de Sálvame sale achicharrada de plató por "fría y mala persona"

Laura Fa tiene el "don" de sacar de quicio a muchos de sus compañeros de "Sálvame".

Laura Fa tiene el "don" de sacar de quicio a muchos de sus compañeros de "Sálvame".

No es de los pesos pesados del programa, ni siquiera de las más veteranas, pero eso no quita para que se haya convertido en una de las que más saca de quicio al resto de sus compañeros.

Un año después de su retorno a televisión, los colaboradores de Sálvame pusieron este martes nota a su compañero, Antonio David Flores. Para Chelo García Cortés, si está en plató es porque la cúpula quiere, Gema López cree que ha demostrado su valía pero echa de menos que sea más “participativo” y “combativo”, y Miguel Frigenti cree que se ha superado día a día y que se ha hecho un hueco a pesar de haber tenido un perfil bajo en el reality…

Pero no todos opinaban igual. Una de las más reticentes era Laura Fa, que cree que su compañero está a su nivel o al de Frigenti, cuando de él, por su trayectoria personal, se habría esperado otra cosa. “Dudo de que estén del todo satisfechos, creo que se ha ganado un sitio pero no sé si se esperaba un poquito más”, decía la colaboradora. Además, hay quien le define como una “sanguijuela” de algunos personajes relacionados con su entorno familiar, como Antonio Montero.

Antonio David recibía bien las críticas, piensa que le queda “mucho que aprender” de Sálvame pero se quejaba de que haya quien se pone un pinganillo y no para de opinar, como su compañera Laura. “Tu papel es tocar la pandereta para que algunos saltemos”, se quejó.

Pero ¿renovaría Laura el contrato de su compañero? Tomar esta decisión le generaría “dudas” y Antonio David estallaba: “Eres tan fría que tienes la capacidad de jugar con el pan de un compañero, aunque no te puedo ver y aunque cenemos juntos en el hotel, es tan fría y tan mala persona que es capaz de jugar con el contrato de un compañero”.

Es más, para Antonio, Laura no se merece estar donde está porque hay otros compañeros que darían más información que ella. “Es una hipocresía jugar a la caridad”, respondía ella: “Si te va mal la vida, te doy parte de mi sueldo”.

Comenta esta noticia