24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La foto de Olona que destroza el dispositivo que protege el chalet de Galapagar

La diputada de Vox, Macarena Olona en el Congreso de los Diputados

La diputada de Vox, Macarena Olona en el Congreso de los Diputados

La diputada de Vox ha presentado dos imágenes y una de ellas es de lo más elocuente ya que retrata, sin pudor, el despropósito que supone el operativo dispuesto para "cuidar" a Iglesias.

Dos fotografías contrapuestas dejan en evidencia al Gobierno. Las ha publicado la diputada de Vox, Macarena Olona, y sirven para poner de manifiesto el despropósito que supone el enorme dispositivo policial que se ha desplegado en favor del vicepresidente Pablo Iglesias para proteger su chalet.

Las dos imágenes publicadas corresponden a dos momentos relativamente recientes en el tiempo. La primera retrata los disturbios en Cataluña tras la sentencia del procés y la segunda, las inmediaciones de la vivienda del líder de Podemos.

 Pero en lo que ha querido incidir Olona es la diferencia en el número de agentes que se desplegaron en un lugar o en otro. Un dato que a juicio de la diputada, "define" perfectamente al Gobierno.

Y es que, frente a la multitud que se agolpaba en las calles de Barcelona y que derivó, posteriormente, en unos disturbios que destrozaron la ciudad condal, se situaron 25 policías nacionales. 25 antidisturbios enviados por Marlaska para intentar controlar a los miles de independentistas que se echaron a la calle y que terminaron por asolar las calles catalanas, lanzando piedras, adoquines o cualquier otro objeto que pudiera ser utilizado como proyectil.

Todo ello, para evitar un dispositivo lo suficientemente contundente que hiciera enfadar a sus ahora socios de Gobierno, en medio de un clima preelectoral en el que Sánchez necesitaba, más que nunca, los apoyos del parlamento para poder llegar a la Moncloa.

Así, y frente a esta imagen, Olona ha situado la del chalet del vicepresidente. Allí, son 28 los guardias civiles que se agolpan para proteger su casa de Galapagar, de los manifestantes que acuden a protestar contra el Gobierno. Pero esta vez, sus armas son cacerolas y cucharas y no para lanzarlas, sino para hacer ruido con ellas. Así, es para la diputada "un Gobierno definido en dos imágenes".

 

Comenta esta noticia