21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cara oculta de l nuevo líder noquea a CCOO: alabó a los "demócratas" de Bildu

Unai Sordo, líder de CCOO en el País Vasco y favorito para sustituir a Toxo en Madrid.

Unai Sordo, líder de CCOO en el País Vasco y favorito para sustituir a Toxo en Madrid.

Unai Sordo, que en junio sustituirá a Fernandez Toxo al frente del sindicato, abrió la vía a sus afiliados para abrazar la causa independentista y las marchas a favor de los presos.

El pasado 11 de marzo, el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández-Toxo, anunció formalmente su decisión de no presentarse a la reelección al cargo, en el XI Congreso Confederal que el sindicato tiene previsto celebrar en junio.

Pese a llevar casi una década en el puesto, el anuncio de Toxo, lejos de desatar una batalla por su relevo, ha concitado la práctica unanimidad en torno a su sustituto, el actual secretario general de CCOO en el País Vasco, Unai Sordo. Sordo, que parece va a ser el único aspirante, cuenta además con el apoyo de todas las federaciones y el expreso respaldo de líder saliente.

Sin embargo, a Unai Sordo le persiguen varias polémicas. La principal: su permanente coqueteo con la izquierda proetarra, sus elogios al papel de Bildu y su activismo en la causa de los presos de la banda terrorista. En su día, cuando sus candidaturas fueron sometidas a la lupa de la Justicia, Sordo alabó la "acreditada trayectoria democrática" de Bildu, palabras textuales. En esta misma línea, abogó por la participación de "todas las opciones políticas" como el único camino para la "normalización".

El futuro líder de CCOO, en cuyo debe cabe anotar un descenso creciente en la afiliación de CCOO Euskadi-se ha convertido en el tercer sindicato superado por el proetarra LAB-, tiene 45 años y en su propio blog afirma que es "de los que no se hizo abertzale en el instituto".

Sordo ha hecho toda su carrera bajo el paraguas del sindicato: fue primero responsable juvenil de la organización en el País Vasco, después máximo responsable en Vizcaya y, desde 2009, secretario general.

Además, ha sido también un entusiasta defensor de la causa del independentismo. Cuando se impulsó la cadena humana a favor del derecho a decidir organizada por la plataforma abertzale Gure Esku Dago, un remedo de la Asociación Nacional Catalana (ANC), Sordo defendió que los militantes de CCOO pudieran participar en sus convocatorias "a título individual".

Comenta esta noticia
Update CMP