29 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El vídeo que expone todo el currículum terrorista del abogado de Puigdemont

Gonzalo Boye acaba de recibir un fuerte varapalo judicial: tendrá que indemnizar al empresario Emiliano Revilla en cuyo secuestro organizado por la banda asesina ETA colaboró.

Hace tan sólo unos días, el abogado del fugado Carles Puigdemont sufrió un duro varapalo por su pasado en el mundo del terrorismo. Según ha dictado la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Gonzalo Boye sufrirá un importante embargo económico de capitales y bienes para hacer frente a una indemnización millonaria al empresario Emiliano Revilla, por el secuestro que sufrió este último a manos de ETA en 1988 y en el que colaboró el propio Boye.

Por este gravísimo delito de terrorismo el letrado de Puigdemont ya cumplió 6 años -de una condena total de 14 años y 8 meses- en la cárcel y se las veía felices, pensando que lo de cercenar la libertad de un ciudadano había prescrito y por lo tanto no tendría que compensar económicamente a Revilla. Pero no es así.

El varapalo judicial a Boye ha sido mal recibido por los de siempre: los indepes, los filoterroristas y también buena parte de la progresía, entre ellos, la periodista y activista Elisa Beni, que no ha dudado en romper públicamente una lanza por este secuestrador, asegurando que "Boye pagó su pena y salió de prisión y hubo un momento en que su responsabilidad civil quedó prescrita, entre otras cosas porque la víctima nunca la reclamó".

 

Estos apoyos en defensa del abogado terrorista de Puigdemont ha llevado a Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM), que se define a sí misma como una "Organización independiente que promueve la relación entre España e Israel a través del trabajo conjunto con gobiernos, partidos políticos y sociedad civil", a realizar todo un ejercicio de memoria histórica, recordando quién es en realidad Gonzalo Boye, el tipo al que, entre otras cosas, suelen llamar cada dos por tres desde La Sexta para que opine como si fuera un ciudadano sin tacha y una voz con autoridad moral.

En un vídeo colgado en Twitter, ACOM ofrece, "Semblanza rápida de Gonzalo Boye, abogado de golpistas, eterno odiador de judíos y su patria, y ahora condenado a indemnizar a la familia de Revilla por el secuestro de ETA en el que participó".

Así, los que no conozcan la historia del abogado terrorista de Puigdemont, podrán saber que, además de colaborar en el secuestro de Emiliano Revilla, Boye fue "antiguo miembro del MIR", una "organización terrorista chilena financiada por la dictadura castrista".

En el vídeo también se cuenta que no sólo es abogado del fugado Puigdemont y otros autores del golpe de Estado en Cataluña de 2017, sino también de narcotraficantes, miembros de Batasuna - el brazo político de ETA reconvertido ahora en EH Bildu, socio político de Pedro Sánchez- y de Rodrigo Lanza, el condenado por matar a un hombre que llevaba unos tirantes con la bandera de España.

ACOM también asegura que Gonzalo Boye es un "anti-israelí declarado" y que ejerce como abogado  del Centro de Derechos Humanos Palestinos, ligado a la banda terrorista FPLP y financiado por Georges Soros".

Sin embargo, lo mejor del vídeo es el final, cuando se ve lo que hace Boye cuando le preguntan a la cara cómo se siente "defendiendo lo indefendible". El gesto del abogado del fugado Puigdemont es esclarecedor, al indicarque es lo que de verdad mueve al terrorista reconvertido en leguleyo.

 

Comenta esta noticia