19 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

La Infanta Elena, desolada, se derrumba al perder a su gran confidente

La infanta Elena está muy afectada por la muerte de Isabel de la Cierva

La infanta Elena está muy afectada por la muerte de Isabel de la Cierva

Mal comienzo de año para la duquesa de Lugo, tras pasar unos días en Vitoria junto a su hermana Cristina de Borbón y sus sobrinos, regresó a Madrid donde fue vista abatida y con gesto serio.

Coincidencias duras de la vida, el mismo día que su padre el rey emérito don Juan Carlos cumplía años, la Infanta Elena perdía a la que ha sido como su "segunda madre", la víspera de Reyes, según relata la periodista Consuelo Font, fallecía Isabel de la Cierva, hija de los duques de Terranova, a consecuencia de las complicaciones surgidas por una neumonía. Se iba una mujer muy especial para la hermana del rey Felipe VI, estaba tan unidas que en los momentos más duros siempre ha tenido su apoyo incondicional. De hecho, es íntima de su hija Rita Allendesalar, condesa de Ventosa, a la que ha acompañado durante el duelo.

Rita es casi una hermana de la Infanta, son inseparables, hasta el punto de que Elena de Borbón encontró en ella comprensión y cariño tras separarse de Jaime de Marichalar. Además suelen compartir aficiones y pasan juntas temporadas en la finca que la aristócrata posee en Segovia.

La infanta Elena, abatida y desolada, tras la muerte de Isabel de la Cierva, la madre de su mejor amiga, Rita. La consideraba una "segunda madre"

La duquesa de Lugo no tuvo aceptación de toda su familia cuando tomó la decisión de poner fin a su matrimonio o lo que inicialmente se llamó "cese de la convivencia" y los duques de Terranova fueron su consuelo.

En aquella época Rita fue su consejera en el inicio de una vida nueva, ya separada. Font cuenta que Isabel de la Cierva ejerció casi de "segunda abuela" para sus hijos, Froilán y Victoria Federica, ya que cuando comenzaron los problemas con Jaime, la Infanta, para evitar que sus hijos percibieran las tensiones entre ellos, los llevaba muy frecuentemente cuando salían del colegio a su casa.

Visiblemente afectada, la infanta, ha acompañado a la familia como si fuera una más de sus seis hijos. El Rey Juan Carlos, acudió solo al tanatorio de San Isidro, donde fue trasladada la fallecida y Elena de Borbón ha estado presente en todas las ceremonias religiosas para darle el último adiós.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia