01 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El coronel de la Guardia Civil que más sabe del 1-O tumba la coartada de Trapero

El coronel Pérez de los Cobos, este lunes en la AN.

El coronel Pérez de los Cobos, este lunes en la AN.

Si alguien conoce bien lo que sucedió en la trastienda es Diego Pérez de los Cobos, el mando único que Rajoy envió a Cataluña. Y este lunes ha hablado claro del jefe de los Mossos.



Y llegó el hombre que más sabe de las bambalinas del 1-O y desmontó las excusas, coartadas y estratagemos del exmayor Trapero. Arrojándo luz ante el tribunal.

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, coordinador del dispositivo policial para tratar de impedir el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, ha manifestado este lunes que si él hubiese tenido mando sobre la policía autonómica, su primera decisión habría sido "apartar al mayor" José Luis Trapero porque estaba "permanentemente poniendo palos en las ruedas" en la organización del operativo.

En el juicio contra Trapero y la cúpula política de los Mossos en la Audiencia Nacional, Pérez de los Cobos ha sido el primer testigo de la acusación y durante su comparecencia ha contradicho al mayor al asegurar que éste dejó claro los días previos que la policía autonómica contaba con efectivos "suficientes" para hacerse cargo de operativo.

El primer día de la vista oral, el mayor dijo que la policía autonómica no podía impedir por sí sola la votación y que ésta no era una labor de un único cuerpo policial, sino también de Policía Nacional y Guardia Civil.

Sin embargo, el coronel ha recalcado que la "actitud" de Trapero "en ningún caso fue pedir ayuda de nada" e incluso ha mencionado que en una carta al fiscal superior de Cataluña en la que pedía la revocación del nombramiento de Pérez de los Cobos como coordinador del dispositivo, el mayor subrayó que los Mossos no habían pedido ningún apoyo porque sus efectivos eran "suficientes".

 

Pérez de los Cobos y Trapero, en una de las reuniones previas al 1-0.

 

El coronel ha relatado las complicaciones que surgieron en la relación que mantuvo con Trapero desde que él fue nombrado coordinador del dispositivo policial del 1-O, pero ha querido dejar claro que no tenía ningun poder operativo sobre los Mossos d'Esquadra.

Si así fuera, ha dicho Pérez de los Cobos, su "primera decisión habría sido apartar al mayor Trapero" de la jefatura de los Mossos porque, en su opinión, éste estaba "poniendo palos en las ruedas" en la preparación del dipositivo policial.

Además, ha resaltado que el Mayor siempre dejó clara su disconformidad con el nombramiento del coordinador, que incluso veía como una "afrenta" a la competencia de los Mossos. Según Pérez de los Cobos, "en la única ocasión" en la que hizo un "comentario" sobre la actuación policial y lo "inadecuado" que le parecía el plan propuesto por Trapero para el 1-O, éste "saltó como un resorte" para subrayar que no iba a permitir que el coronel le diera instrucciones.

"Quienes me hacían de menos, ahora me quieren hacer de más arrogándome una función de mando. Sucediendo lo que sucedió, es imposible que yo hubiera tenido cualquier función de mando. ¿Alguien puede pensar que si yo hubiese tenido funciones de mando, habría permitido que Trapero discutiera conmigo sobre los criterios de actuación en una reunión con los convocantes de una actividad ilegal? Habría impuesto mis criterios, cosa que no pasó", ha destacado el testigo.

Pérez de los Cobos ha destacado en su declaración todas y cada una de las reuniones que mantuvo con la cúpula de los Mossos los días previos al referéndum, la mayoría instadas por la Fiscalía Superior y otras convocadas por él mismo en calidad de coordinador.

Por otro lado, ha destacado que le sorprendió que en una nota remitida desde la jefatura de los Mossos el 23 de septiembre se subrayara que este cuerpo actuaría con respeto escrupuloso a las órdenes de Fiscalía, y también a las que emanaban del Govern. "Lanzaba un mensaje de equidistancia entre responsables fiscales y gobernativos que era peligrosísima porque no ayudada a resolver el problema que se nos venía encima", ha afirmado.

En su opinión, si la Generalitat "se hubiese encontrado con los Mossos enfrente" y no hubiese contado con su "colaboración" para celebrar el referéndum, es muy improbable que se hubiese seguido adelante con la convocatoria.

Sobre el plan que habría diseñado Trapero para detener a Puigdemont, ha dicho que no lo conoció entonces, pero que duda de que la orden se hubiese dado a los Mossos por la "desconfianza" existente hacia este cuerpo policial.

Comenta esta noticia
Update CMP