27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pánico en el banquillo: las defensas rabian contra Marchena y su jugada maestra

El banquillo de los acusados en el juicio del procés.

El banquillo de los acusados en el juicio del procés.

Los abogados de varios de los cabecillas del procés han salido en tromba contra el juez después del interrogatorio a Trapero. Lo que confirma que sus revelaciones han hundido a los acusados.

La jugada maestra que este jueves hizo el juez Manuel Marchena, cuando amparándose en el artículo 708 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal hizo una pregunta aclaratoria a Josep Lluís Trapero clave para sustentar el delito de rebelión, ha enfurecido a las defensas.

Y ello es la mejor prueba de que las revelaciones del exmayor de los Mossos, que contó cómo advirtió a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Joaquim Forn de que seguir adelante con el 1-O provocaría "conflictos graves de orden público y seguridad ciudadana", han hundido a varios de los acusados. 

 

En respuesta, los abogados de Junqueras y de Raúl Romeva han presentado una protesta formal por escrito ante el Tribunal Supremo. 

En ella, Andreu Van den Eynden y Celia López acusan al presidente de la sala que juzga a doce de los cabecillas del procés de hacer de juez y parte al ejercer funciones que solo corresponden a los abogados de la acusación y a la fiscalía. 

"Respetuosamente", le recriminan que con ello no ha asegurado la "debida imparcialidad del tribunal", sino que ha suplantado a la acusación. Al formular una pregunta que él mismo, con anterioridad, había vetado al fiscal Javier Zaragoza "y, por tanto, claramente de cargo". 

También el abogado de Jordi Cuixart, Benet Salellas, se ha quejado este viernes en Catalunya Radio de Marchena. Según él, lo ocurrido el jueves en los últimos compases del interrogatorio a Trapero "podría ser un indicio de que el tribunal ya tiene prejuzgados los hechos", lo que "compromete la imparcialidad que debe tener cualquier tribunal".

Este viernes el independentismo sangra por la enorme herida causada por la declaración de Trapero, hasta ayer mismo idolatrado por ellos. Pero el exjefe de los Mossos solo se salvó a sí mismo, al Cuerpo que dirigía y al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, de la quema. Con el resto ajustó cuentas. 

Comenta esta noticia
Update CMP