26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El padre Ángel rebaja la euforia de la renta mínima y arruina el día al Gobierno

El padre Ángel durante su conexión con el Canal 24 horas.

El padre Ángel durante su conexión con el Canal 24 horas.

TVE conectó con el fundador de Mensajeros de la Paz nada más acabar la rueda de prensa en La Moncloa con la intención de que alabara la medida, pero no respondió lo que esperaban de él.

"Hoy es un día histórico para nuestra democracia. Hoy nace un nuevo derecho social en España". El Gobierno en general y Pablo Iglesias en particular no escatimaron este viernes en elogios a la renta mínima vital, que llega para quedarse. 

Además de los consabidos mensajes en las redes sociales por parte de las terminales oficiales y oficiosas de La Moncloa, el PSOE y Unidas Podemos, el Ejecutivo quiso buscarse a un aliado extra: el padre Ángel. Pero no le salió todo lo bien que esperaba. 

El Canal 24 horas retransmitió en directo la rueda de prensa de la ministra portavoz, el propio Iglesias y el titular de Seguridad Social, José Luis Escrivá, al término del Consejo de Ministros. Tan empeñado estaba el Gobierno en que nada hiciera sombra a su feliz alumbramiento que incluso adelantó un día la decisión sobre el cambio de fase de las provincias.

Así pues, este viernes era día solo y exclusivamente para la renta mínima de inserción. Terminada la comparecencia a tres voces, TVE tenía preparada una conexión en directo con el padre Ángel para que valorara esta prestación que, según los cálculos del Ejecutivo, llegará a 850.000 hogares españoles. 

Y sí, el fundador de la ONG Mensajeros de la Paz afirmó que es "una buena noticia para aquel que no tiene nada", pero lejos de caer en la autocomplacencia del Gobierno de Pedro Sánchez a renglón seguido rebajó el optimismo. Porque aseguró que más allá de las prestaciones, ayudas y subsidios públicos, lo importante es crear puestos de trabajo. Y además añadió que queda mucho por hacer para resolver el problema de la pobreza en este país.

"Este ingreso va a mitigar mucho el dolor y la pesadumbre que muchas familias tienen, pero es cierto que sigue abriendo mucha pobreza (...). No dudemos de que sigue habiendo pobreza, sigue habiendo hambre y de que sigue habiendo esa necesidad de encontrar el trabajo y la dignidad de las personas es lo que más intentamos y queremos tener y la dignidad se consigue con trabajo, no solo con este tipo de salarios mínimos", sostuvo el padre Ángel.

 

Al Gobierno le importa mucho tener al famoso sacerdote de su parte. De hecho a principios de mes la Vicepresidencia de Derechos Sociales publicó a bombo y platillo una carta que, supuestamente, le había enviado el padre Ángel en exclusiva a Iglesias, en la que daba gracias a Dios por "tener a personas como tú, que con tu trabajo y esfuerzo, y el de tu equipo, ayudáis a conseguir que un mundo mejor sea posible".

Y resultó que se trataba de una misiva tipo que envió no solo a Iglesias, sino a 300 personas más -cambiando los membretes y el saludo-. Entre ellas, el resto de líderes de los diferentes partidos políticos, presidentes autonómicos, bomberos y sanitarios.

Comenta esta noticia