24 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Muere deshidratado un camello en un acto público de un Ayuntamiento "animalista"

El camello, agonizando en plena vía pública en Alcalá de Henares

El camello, agonizando en plena vía pública en Alcalá de Henares

El "Ayuntamiento del cambio" de Alcalá de Henares, que persigue corridas y circos con animales, usó un camello para su mercado medieval y le tuvo agonizando en plena calle hasta morir.

En Alcalá de Henares, uno de los autodenominados "Ayuntamientos del cambio" por el polémico Gobierno tripartito de PSOE, Podemos y una expulsada de IU, no se celebran corridas de toros desde hace años; se persiguen los circos con animales y su teniente de alcalde incluso encabeza manifestaciones animalistas en las que se tilda de tortura la Fiesta Nacional.

Y, sin embargo, ese mismo Gobierno ha matado a un camello en plena calle, con niños viéndole agonizar, al que utilizaba como reclamo de un acto organizado por el Ayuntamiento, el llamado Mercado Cervantino o medieval. La secuencia es espantosa, pues antes de morir el animal estuvo mucho tiempo desplomado y boqueando en un recinto público, con decenas de personas pasando, incluyendo bebés en carritos y pequeños de corta edad.

 

No se conocen las razones exactas de la muerte del animal que, tras varias horas de sufrimiento y después de ser trasladado, terminó falleciendo, según han confirmado a ESdiario fuentes oficiales. Lo que sí se sabe es que el camello es sometido a largas jornadas de trabajo y exhibición en las decenas de mercados de este tipo que, con distintos nombres y disfraces, se organizan casi a diario por toda España.

 

 

El animal muerto y otros de distinta especie destinados a la carga y exhibición forman parte de los reclamos del evento, que durante cuatro días llena las calles de Alcalá de Henares de puestos de comida, artesanía y música en honor a Cervantes. Y lo sorprendente es que quien lo permite y organiza es uno de los Ayuntamientos que más se vanaglorió de prohibir los circos con animales y que, bajo el mandato en coalición de PSOE y Podemos, ha sacado de sus fiestas patronales todos los festejos taurinos, desde corridas hasta encierros, considerados "tortura" por su teniente de alcalde, la animalista Olga García.

 

 

La número dos del Gobierno municipal incluso presumió de que, en el acuerdo que permitió al PSOE poner alcalde pese a que su candidato había perdido por tercera vez seguida las Elecciones, estaba incluida "la lucha contra el maltrato animal, como el toreo", y portó pancartas tildando la tauromaquia de vulgar tortura en manifestaciones que recorrieron las calles de Alcalá.

Ataque al Rocío

Incluso calificó directamente de maltrato unos hechos muy similares a los que ahora han sucedido en Alcalá, con la muerte por agotamiento de varias mulas en el Rocío, con el agravante de que en este caso el lugar donde murió el camello y el acto en el que participan son oficiales y dependientes de su Ayuntamiento.

 

Javier Rodríguez Palacios es el "Pedro Sánchez" de Alcalá de Henares: es alcalde pese a haber perdido tres veces las Elecciones, con el peor resultado histórico del PSOE

 

Pese a todos esos mensajes, que llevaron al Ayuntamiento a presentar además una ordenanza que teóricamente prohibía el uso de animales en cualquier evento como el ha visto fallecer al camello, incumpliendo así sus propias decisiones, ni el PSOE ni Podemos se han referido a los hechos.

 

Un Ayuntamiento entre escándalos e imputados

No es la primera vez, precisamente, que el mayor "Ayuntamiento del cambio" de Madrid tras la capital, protagoniza escándalos nacionales. Hace unos meses dio la vuelta al mundo su complicidad con una fiesta sexual, con stripper incluida, celebrada en instalaciones municipales para despedir a un funcionario que se jubilaba.

 

 

Además, es tal vez el Gobierno municipal de España con un mayor número de imputados, empezando por el alcalde, el socialista Javier Rodríguez Palacios, y siguiendo por hasta seis concejales más del PSOE y de Podemos. Unos audios grabados por un testigo en los que se reconocían enchufes en el Ayuntamiento a militantes con carné o la quema en público de un Quijote para conmemorar el pasado Día del Libros son otros de los hitos de un Gobierno conformado también por una concejala expulsada de IU que ofrece constantes bochornos como los aludidos.

Comenta esta noticia
Update CMP