18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

Kiko Rivera, víctima de una burda venganza para que acabe en prisión

Kiko Rivera podría estar siendo víctima de una gran mentira

Kiko Rivera podría estar siendo víctima de una gran mentira

Una anónima le denunció por conducir sin puntos en el carné. Sin embargo, la verdadera motivación de la denuncia nada tiene que ver con lo explicado. Descubrimos la verdad.

Vive encadenando polémicas aunque en esta ocasión Kiko Rivera ha sido víctima de una persecución sin precedentes. El damnificado de una espontánea con ínfulas televisivas que campa a sus anchas por los medios de comunicación. Buscando una notoriedad que, en efecto, puede convertirse en su peor pesadilla después de que en 2016 denunciara al hijo de Isabel Pantoja tras descubrirle circulando sin carné de conducir. María S. grabó unas imágenes emitidas en televisión para demostrar que Kiko subía a un coche sin tener puntos.

Sin embargo, son muchos los que advierten que los documentos audiovisuales no corresponden con la fecha señalada. Apelan al sentido común para convencer de que nadie cometería una infracción con las cámaras vigilando sus pasos. Pero la denunciante insiste. María se justifica asegurando que actuó como una ciudadana ejemplar. Sin embargo, su versión cambia en privado. Reconoce que actuó por venganza.    

La denunciante reconoce que todo lo que ocurrió con Kiko Rivera se debe a una venganza por un desencuentro anterior

No le tiembla el pulso al confesar que denunció a Kiko tras unos hechos que todos niegan. Los mismos que ella es incapaz de sostener con pruebas o testigos: "Hace unos años, yo estaba en el parking de un centro comercial, iba acompañada por una niña con síndrome de down. Entonces, apareció Kiko y me dijo que quitara a esa subnormal de en medio, que la apartara porque igual podía contagiarle. Ese día me juré a mi misma que a la primera ocasión que tuviera, llevaría a Kiko Rivera ante la Justicia, y eso fue lo que hice cuando vi por televisión las imágenes de él conduciendo sin carnet”. La denunciante asegura, además, que la situación adquirió tintes surrealistas cuando los amigos de Kiko empezaron a reír a carcajadas: "seguro que ahora va a televisión a contar todo esto para que le paguen cinco euros para comer", dice que le espetaron.

La versión de María S. es errática y contradictoria. Altera fechas y acontecimientos depende de con quien hable. Lo hace sin demasiado esfuerzos: "Ni siquiera le conozco en persona", llegó a decir en La Mañana de TVE que con frescura, éxito y constancia presentan María Casado y Jota Abril. Resulta hilarante tanta incoherencia. Sobre todo el aprovechamiento de unos hechos -puestos en cuarentena- para darle mayor empaque a una historia de la que todavía no se ha escrito el último capítulo. Lo que la verdad esconde. 

Comenta esta noticia
Update CMP