22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Isabel de Dios

    La mano de Dios

    Lo del 4-4-2 o el 5-3-2 está bien, pero hay vida más allá de los 90 minutos y cuando las estrellas deportivas se quitan los calzones y las medias empieza de verdad la diversión para Isabel de Dios. El fútbol es algo demasiado importante como para tomárselo en serio...

La inesperada revancha de Lara Álvarez destierra a Pilar Rubio

Ellas deberían de saber mejor que nadie que el partido no es como empieza, sino como termina. Como vuestra bloguera que soy os debo una explicación y esa explicación os la voy a dar.



En el mundo del cuore deportivo una foto pública junto a un astro del balón es más que suficiente para auparse a lo más alto del olimpo mediático y Nataly Rincón no iba a desperdiciar la oportunidad de sacar partido de la instantánea navideña en la que se la pudo ver junto a Cristiano Ronaldo hace apenas un mes. Por mucho menos han salido chicas guapas a reivindicar sus affaires con el portugués, dí que sí, Nataly.

El caso es que la colombiana ha destapado una nueva faceta que no conocíamos de Cristiano. Sí, increíble pero cierto. Nunca te acostarás, sin saber una cosa más... de Ronaldo. La chica ha desvelado que el jugador merengue es muy bailarín y que como habían bebido y estaban contentos “se puso de pie frente a mí y dijo: ‘Mira cómo bailo ‘y se puso a bailar de una manera muy sensual, atractiva. Fue genial. Alrededor de la medianoche nos dimos un beso. No voy a decir dónde estaba. Lo dejo a la imaginación de todos”. Será por imaginación...

Quién iba a imaginar, por ejemplo, que Lara Álvarez acabaría robándole la merienda a Pilar Rubio en las mismísimas revistas del corazón. Cuando la presentadora andaba que si sí, que si no con Sergio Ramos en aquella tormentosa relación que ambos se empeñaban en negar de cara a la galería, pocos podían decir que Álvarez iba a “petar” las portadas de la prensa de papel couché por su inminente boda con Fernando Alonso.

Como bloguera vuestra que soy, os debo una explicación y esa explicación, absolutamente infundada y sin base científica alguna, os la voy a dar: Cuando un deportista prefiere no hacer pública una relación con una famosa, mal rollito. Ese es mi aplastante veredicto. Ya le pasó a Casillas con Eva González y aquello terminó mal. El chico se resistía cosa mala a posar con ella o salir juntos en cualquier lado y cuando apareció Sara Carbonero hasta le plantó un beso en los morros delante del planeta entero cuando todos los rincones del mundo les estaban enfocando a ellos. Pues eso le pasó a Ramos y a Álvarez, nada de posar juntos, nada de hablar de su relación, y llegaron Pilar Rubio y Fernando Alonso a sus vidas y aquello fue un despiporre de muestras públicas de cariño y declaraciones de amor.

Pues Lara, la presentadora más sonriente de la televisión (con permiso de Carolina Ferre), lo ha logrado y esta semana colapsó los titulares de la prensa rosa a golpe de boda con el campeonísimo asturiano. También estaba en las páginas de papel couché Pilar Rubio, la mujer con la que finalmente Ramos sentó la cabeza, pero claro en páginas interiores.

 

No es lo mismo la clásica foto de familia feliz, sobradamente millonaria, atractiva, y amorosa por el Día de San Valentín que todo un bodorrio como el que se dice que contraerán Lara y Fernando en algún sitio exótico como Dubai o las Maldivas... Vamos que Álvarez pasó del anonimato sentimental con Ramos al estrellato corazonero con Alonso aunque mucho me temo que ya se encargarán ellos de que la prensa no se entere exactamente del cuándo y el dónde si es que efectivamente se casan este verano como dice Diez Minutos.

A la espera de que Pilar Rubio también se nos case en algún sitio paradisiaco tendremos que conformarnos con su tocaya para alimentar un poco el morbo de este blog. Y es que, casualidades de la vida, resulta que la madre de otro madridista, James Rodríguez, también se llama Pilar Rubio y también se ha convertido en noticia esta semana por razones bien diferentes.

Desmontando para siempre jamás la imagen de la típica suegra que odia profundamente a la mujer de su hijo, Pilar Rubio ha sacado las uñas como una gata para defender a Daniela Ospina de las garras radiofónicas de Federico Jiménez Losantos.

A la buena mujer le ha sentado fatal que el locutor español dijera que su nuera era un “hombre muy agradable” antes de operarse y que ahora “hace el ridículo en el Mira quién baila colombiano mientras James hace y deshace en la noche madrileña”.

La suegra coraje ha lanzado una dura carta en la que defiende sobre todo a Daniela cargando contra Losantos: “Ustedes, los que tanto critican y hablan de moral en las redes sociales, ¿no han tenido épocas malas? Imagino que son perfectos hasta en su físico, como el periodista Federico Jiménez Losantos, que agredió verbalmente a Daniela, refiriéndose a ella en unos términos tan ruines y bajos. ¿No es esto una forma de violencia contra la mujer? Qué tan profesional es el periodista que está detrás de un micrófono y habla así de una mujer… ¡Es 'matoneo'!”.

Mientras tanto, Daniela ha optado por una defensa mucho más sutil y a golpe de selfie luciendo curvas femeninas y pronunciado escote que deja al descubierto sus encantos de mujer... ¿Una imagen vale más que 1.000 palabras?

A todo esto, Losantos quiso matizar sus palabras vista la que se ha montado. A su juicio, detrás de todo está el bajón de rendimiento de James: "La madre no se entera de qué va esta historia". Eso sí, en cualquier caso quiso aclarar malas interpretaciones y aseguró que "estamos con James, con el Madrid, con Daniela Ospina y la madre de James".

Comenta esta noticia
Update CMP