30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El turismo pierde 18.000 millones en Semana Santa y está al borde del abismo

Las empresas turísticas españolas están ante un precipicio por las restricciones decretadas para frenar la expansión del coronavirus. Si el crédito no llega la quiebra afectará a miles.

Según los datos de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas la Semana Santa ofrece un balance terrorífico, con pérdidas que afectarán a 2,5 millones de trabajadores de las 400.000 empresas turísticas españolas.

Fetave argumenta que se han anulado más de 70.000 vuelos, lo que supone la pérdida de 10 millones de billetes de avión (más del 95% de las previsiones de Semana Santa). Además, en el entorno hotelero se han anulado más de 15 millones de noches de hotel, y solo en el sector de los bares, restaurantes y el ocio nocturno, las pérdidas son de entre 8.000 y 10.000 millones de euros.

Fetave ha recordado que Alemania ha concedido un crédito de 1.800 millones de euros a TUI para rescatar ese operador turístico, el Reino Unido está facilitando 700 millones a easyJet, y Francia y los Países Bajos, van a facilitar 6.000 millones al consorcio Air France – KLM.

En cuanto a España, la Federación considera positivo el anuncio de una ampliación de otros 20.000 millones de euros destinados a pymes y autónomos dentro de la línea de 100.000 millones aprobados.

No obstante, ha advertido de que las pérdidas catastróficas provocadas por la anulación de la Semana Santa pueden derivar en la pérdida de liquidez y la quiebra de decenas de miles de empresas turísticas si la línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) no funciona con rapidez, cosa que no parece posible si el Gobierno no aborda una reforma en profundidad de las condiciones de acceso a los créditos ICO.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha reconocido que el sector turístico tendrá una salida más lenta de la crisis por la pandemia del Covid-19, y ante la realidad económica que se cierne sobre nosotros y la incapacidad del ejecutivo para afrontar más gastos ha reclamado un plan europeo que evite la quiebra de las aerolíneas, con programas de ayuda específicos, sin menoscabo de que pueda llegar alguna ayuda nacional.

Comenta esta noticia