14 de enero de 2021 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El cumpleaños más surrealista de Parada: todos los detalles de un sarao atípico

El presentador es un claro ejemplo de la época pandémica que vivimos todos. Nada podía hacer presagiar que iba a celebrar una fecha tan señalada de la manera en la que lo hizo...

 

 

Las ganas de “celebrar”, como diría Rafael Amargo, afloran en la ciudadanía y aunque es un anhelado deseo, de momento, tendremos que esperar a erradicar por completo la pandemia y retomar la vida que llevábamos hace un año.

En ese sentido José Manuel Parada es un claro ejemplo de la nueva era pandémica que vivimos. Ha cumplido 63 años y lo ha celebrado en la reunión de propietarios de su comunidad. Nada hacía presagiar que un día tan señalado fuese a pasarlo con sus vecinos, discutiendo sobre donde se instalarán los aparatos de aire acondicionado y sobre los arreglos del saneamiento de la finca, dos de los puntos del día a tratar. Pero Parada no quería faltar y así nos lo hizo saber a ESdiario cuando le llamamos para felicitarle: “Hacemos una reunión anual y he preferido estar porque tengo muchas cosas que decir. Por las restricciones solo podemos estar seis personas presenciales, el resto entran por skype o facetime. Yo prefiero estar porque así puedo hablar más y mejor, y hasta reproducimos escenas de La que se avecina, no te digo más", apostilla el periodista.

Parada vive en la misma casa desde hace más de 25 años, en centro de Madrid: “Yo no cambio de casa ni de número de móvil, esa es mi vida”, comenta entre risas. Le vienen a la memoria los tiempos en los que llegó a compartir piso con Fernando Sánchez Dragó; “A finales de los 80, Dragó y yo compartimos piso durante algo más de un año en Madrid. Él viajaba mucho, algo que facilitaba aún más la convivencia, nos llevábamos muy bien, guardo buenos recuerdos de aquella época. Tengo otras dos casas, una en el campo y otra en Marbella donde me relajo en vacaciones. Muchos de mis cumpleaños los he pasado en Andalucía, este año es muy distinto". 

Una celebración de cumpleaños muy diferente a la que solía hacer con su troupe de amigos famosos y conocidos. Atrás quedan aquellos años dorados en los que el exconductor de Cine de Barrio reunía al famoseo alrededor de la tarta. Por cierto que en el pastel nunca pone los años que cumple, Parada es coqueto, aún a sabiendas que su edad la podemos consultar en Google: “Como dice Encarnita Polo, yo siempre cumplo uno más, por eso pongo sólo una vela”, argumenta el presentador.

Parada vuelve con su espectáculo Canciones de Barrio, un repertorio musical que recorre los temas más emblemáticos del cine español y que se alternan con la proyección de fragmentos de películas. Este fin de semana estrenan en Granada, en un teatro que aún teniendo 500 localidades, solo sentará a 150 personas para cumplir con todas las medidas de seguridad: “Posiblemente no haremos más gira, vamos a aparcar el espectáculo hasta que la pandemia se frene y las vacunas lleguen a nuestras vidas. Así no nos salen las cuentas y es muy complicado”, asegura José Manuel.


Pensó que iba a morir y se despidió de su familia y amigos 

Este tampoco ha sido una año fácil para Parada que en el pasado mes de marzo cuando más azotaba el índice de contagios por coronavirus, cayó con una fiebre altísima y fue diagnosticado de neumonía: “ Me levanté con 39 de fiebre, pensé que había contraído el coronavirus, salí de casa para dirigirme al hospital y pensé que nunca más volvería. Creía que había llegado mi hora y comencé a enviar mensajes a mi familia y a mis amigos despidiéndome. Incluso le envíe un whatsapp a Chelo García- Cortés diciéndole: Chelo, estoy hospitalizado, me temo lo peor, de esta no salgo. Me hicieron dos pcr y salió negativo. Me diagnosticaron una neumonía bacteriana que me la curé con antibiótico. Lo pasé muy mal, creí que iba a morir, que había llegado mi hora”.

En una situación critica, en ESdiario sabemos que Parada no le envió ese mensaje de despedida a Isabel Pantoja con quien no habla desde hace dos años: “Hace un par de años que hicimos las paces, fui yo quien la llamó para hablar del problema con su hija. Durante un breve tiempo hablamos varias veces pero un día ya no me cogió el teléfono, aparecía una señora que decía que ese no era el teléfono de Pantoja. En fin, me he cansado de esta señora a la que he querido muchísimo pero que me ha decepcionado. Es una infelíz , la veo sufriendo en Cantora, sin salir de la finca, con su madre , con su hermano, sin vida social. Su vida es muy triste”.

El periodista opina también sobre la pólvora que Kiko Rivera ha disparado contra su madre y la polémica herencia de Paquirri: “Entiendo a Kiko que no quiere dejarle ningún marrón a sus hijas con las deudas que arrastra su madre. Isabel dice que a ella le falla todo el mundo, a lo mejor la que falla es ella. Al menos ha fallado a sus dos hijos, creo que Isabel ha demostrado que no es buena madre porque si lo fuese llamaría a su hijo para aclararlo todo”.

Comenta esta noticia
Update CMP