23 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmen Borrego responde contundente a lo que significa ser hija de la Campos

Carmen Borrego, ¿por méritos propios?

Carmen Borrego, ¿por méritos propios?

Carmen Borrego aseguró que nunca se pondría delante de la cámara y ha cambiado de opinión. Las críticas de que su trabajo de colaboradora le viene dado por ser hija de quien es estallaron.

Carmen Borrego llegó de la mano de Las Campos a Telecinco. Hasta entonces, muy poco se sabía de ella. Era la hija más desconocida de María Teresa. Su trabajo se había desarrollado detrás de las cámaras y su rostro no era conocido. Sin embargo, su estilo directo y sin ambages demostró que era la que más carácter tenía de la familia y sorprendió a la audiencia.

La entrada de Bigote en Supervivientes desató un cisma en la familia Campos. María Teresa se enfadó mucho. No quería que el humorista participara en el reality. Terelu era de la misma opinión. Tanto se la llevaban los demonios que no dudó en expresar que el novio de su madre no era de su agrado y que les había hecho una faena al enrolarse en la aventura. Manifestó contundente que no le consideraba de la familia.

Mientras tanto, Carmen Borrego vio una oportunidad en la aventura que Bigote Arrocet había emprendido. Consiguió que la contrataran como colaboradora para el debate dominical de Supervivientes. Y fue ahí cuando apuntaló su carrera delante de las cámaras. En Sálvame le afearon que aprovechara la ocasión dado que su opinión sobre el humorista no era buena. Se armó un gran revuelo cuando Mila Ximénez reveló que Carmen hablaba fatal del novio de su madre cuando las cámaras no estaban encendidas.

La despedida de Kiko Matamoros de Sálvame desató una polémica importante. Carmen terció en la cuestión y dijo que se había ido por la puerta de atrás. Él le contestó que lo importante era llegar e irse de los sitios por la puerta principal y no de la mano de mamá. Pues bien, ayer la Borrego respondió a esta cuestión en Viva la vida afirmando que para nada quiso hacer de menos a Matamoros cuando dijo lo que dijo y aseguró que el programa había perdido mucho con su adiós.

En relación a ir de la mano de su madre, Carmen expresó que llevaba treinta años trabajando en televisión y que eso era suficiente aval para desempeñarse como colaboradora. “Estoy muy orgullosa de ser  hija de María Teresa Campos”, añadió contundente para expresar que eso era algo que no iba a cambiar y que asumía seguiría siendo objeto de críticas en su nueva faceta profesional.

Toñi Moreno no dejó pasar la ocasión para devolvérsela a la Campos. Ni corta ni perezosa le espetó a Carmen: “Estoy muy contenta de que estés aquí porque hoy tu madre no verá películas”. Sin duda, la presentadora se desquitó del mal gusto que le quedó tras recibir el dardo envenenado que le lanzó María Teresa, aún despechada porque le quitaran QTTF para sustituirlo por Viva la vida, cuando le preguntaron qué hacía los fines de semana: “Veo películas”.

Comenta esta noticia