27 de junio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Preocupación en el entorno de Alonso Caparrós por su comportamiento en Sálvame

Alonso tiene en vilo a sus allegados

Alonso tiene en vilo a sus allegados

El presentador preocupa a los suyos. Alonso entró en guerra con sus progenitores tras salir de GHVIP. A su padre le reprocha su ausencia y a su madre una mala gestión de sus finanzas.

Fue Alonso Caparrós quien hizo públicas las desavenencias con su familia. Especialmente duro se mostró con su padre, el veterano comunicador Andrés Caparrós: "A ti esta profesión te ha hecho mucho daño. Te has perdido a tus hijos por perseguir el éxito, el aplauso. Mamá lleva veinte años medicada por tu culpa".

Tras participar en GHVIP, Alonso explicó su terrible experiencia con las drogas. Estuvo enganchado durante treinta años. Empezó a consumir con diecisiete. Sin duda, uno de los testimonios más duros que se han escuchado en Sábado Deluxe: “Soñaba con montañas de cocaína”, relató ante un Jorge Javier muy tocado por la situación.

Lo cierto es que Caparrós impactó al expresar: “Llegué a consumir la cantidad suficiente para matar a siete caballos. No había fin. Era hasta que mi cuerpo no podía más. Luego vinieron los episodios de ver la muerte de cerca, porque tu cuerpo cada vez aguanta menos y se va rindiendo”.

En una de sus mayores épocas de popularidad, cuando presentaba Furor, a Andrés tenían que atarle al taburete donde se sentaba en plató porque no podía parar quieto como resultado de la cantidad de cocaína ingerida. El descontrol era tal que su familia tuvo que ir a buscarle a sitios poco recomendables. Sin duda, todo un calvario para él y los suyos.

De aquellos días, Alonso Caparrós recuerda que estuvo dos veces ingresado. Le daban una terapia a base de electroshocks y quedaba baldado. Y es aquí donde volvió a reprochar a su padre que no estuviera a su lado en tan duros momentos, que metiera la cabeza debajo del ala para no ver lo que ocurría a su alrededor…

Alonso durante la intervención telefónica de su madre en Sálvame

Lejos de frenar, el presentador puso la directa y acusó a sus padres de haber gestionado indebidamente su patrimonio. Su madre era su manager y él cuenta que la mayoría del dinero que ganó, sus progenitores lo destinaron a lo que les apeteció sin consultarle. Alonso afirma que de aquella época solo conserva deudas, que Hacienda llamó a su puerta por el mal manejo de sus finanzas, que todavía siguen llegando facturas a su nombre de servicios que no ha contratado...

Innegable que la historia vital de Alonso Caparrós enganchó, de ahí que lo ficharan para Sálvame. Las negociaciones tardaron un poco más de lo previsto dado que la manager del presentador quería un caché acorde al papel que iba a desempeñar en el programa. No solo comentar y relatar anécdotas facilonas de su vida, también entrar en asuntos de gran hondura y calado personal.

Según ha podido saber EsChismografo, los familiares de Alonso están muy preocupado por él al ver cómo se desenvuelve en Sálvame. Ha llamado poderosamente su atención el hecho de que, en ocasiones, parece algo perdido, como si le costara entrar en el programa. Por otro lado, están los tics en la cara que le afectan visiblemente.

Los allegados a Caparrós sufren en silencio viendo la situación. Les gustaría hablar con él pero temen que estalle y arremeta nuevamente contra ellos. Los acercamientos que han intentado no tuvieron éxito. Alonso entra en bucle e imposible hacerle ver su realidad. Es entonces cuando empieza un interminable rosario de reproches. ¿No hay salida? Los implicados en esta historia lo merecen por lo mucho que llevan a sus espaldas. Ojalá se cumpla la máxima de Mirtha Legrand: “Lo que no es puede llegar a ser”.

Comenta esta noticia
Update CMP