18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un nuevo estropicio económico pone a Pedro Sánchez contra las cuerdas

Al líder del PSOE se le acumulan los disgustos económicos en casi todas las variables. La última, especialmente preocupante, confirma que la Economía no funciona bajo su mandato.

Las exportaciones bajan, se venden menos coches, la deuda pública se dispara y la creación de empleo está bajo mínimos. Son cuatro pinceladas, y hay más, de panorama económico que envuelve la gestión de Pedro Sánchez desde que llegara a La Moncloa y que genera mucha inquietud en el PSOE por el recuerdo de Zapatero y los estragos electorales que su última etapa generó.

Pero hay más. Un último dato especialmente sensible confirma los nubarrones sobre la economía española, cada vez más oscuros. Y es que la compraventa de viviendas se desplomó un 21,1% en agosto en relación al mismo mes de 2018, hasta sumar 35.371 operaciones, su cifra más baja en un mes de agosto desde 2015, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Con este descenso, la compraventa de viviendas regresa a tasas interanuales negativas después de que en julio avanzara casi un 4%. El retroceso registrado en agosto fue consecuencia de la caída de las operaciones sobre viviendas usadas en un 21,1%, hasta 28.945 transacciones, y del descenso en un 21% en la compraventa de viviendas nuevas, hasta 6.426 operaciones.

Ni pisos ni coches

El 91,4% de las viviendas transmitidas por compraventa en el octavo mes del año fueron viviendas libres y el 8,6%, protegidas. La compraventa de viviendas libres bajó un 20% en agosto en tasa interanual, hasta sumar 32.329 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas cayeron un 31,5%, con 3.042 transacciones.

La adversa estadística, que se repite además en el estratégico sector de la automoción, coincide además con las advertencias del Fondo Monetario Internacional sobre las debilidades de la economía española y, paradójicamente, con la apuesta del PSOE por engordar el ya enorme déficit con una batería de medidas de gasto "social" que incluye la mejora o creación de más subsidios en el mundo agrario, por ejemplo.

Comenta esta noticia
Update CMP