20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Isabel Pantoja abandona el enclaustramiento y tira la toalla con su hija

Isabel Pantoja quiere cambiar de vida

Isabel Pantoja quiere cambiar de vida

No puede más. Ha tomado una de las decisiones más complicadas de su vida pero los hechos hablan por sí solos. Isabel Pantoja ya no puede reconducir la vida de su propia hija...

Mi pequeño del alma Con tu piel de canela…Serás para siempre la causa de todos mis celos... Serás para siempre el motivo que me hace vivir... Serán tus besos los únicos besos del mundo... Estando contigo se irán por el río mis penas.

Ahora que DM publica las primeras fotografías de Isabel Pantoja fuera de Cantora, estaría bien que esta canción se la cantara a la niña de sus ojos, Chabelita, que poco a poco fue varando su destino irreparablemente al mundo del corazón. Los designios que Isabel Pantoja tenía preparados para su hija, educada en exclusivos colegios bilingües de Madrid y Marbella, con la esperanza de que su pequeña pudiese acceder a una carrera superior y de ahí desarrollar una brillante carrera profesional, han acabado en eso en una esperanza lejana, con un futuro profesional incierto. Chabelita que fue protegida de las miradas curiosas de los paparazis y criada entre los algodones de Dulce, su polémica niñera, y los abrazos acogedores de la tonadillera, creció al margen de la fama de mamá y las tropelías de su hermano Kiko imposible de meter en vereda. De ahí que Isabel depositara sus sueños en su pequeña del alma, que siempre destacó en el colegio con muy buenas notas, sobre todo en el dominio del inglés.

Pero algo se truncó en la trayectoria estudiantil de la joven cuando Isabel Pantoja fue consciente de que la recién estrenada adolescencia de su hija, cambió de rumbo al traer al mundo al pequeño Alberto, convirtiendo de nuevo a la folklórica en abuela por segunda vez. Fue precisamente en ese momento cuando Chabelita, ya mayor de edad, abandonó para siempre el anonimato a golpe de exclusiva con la revista Hola.

Desde entonces cogió las riendas de su vida y decidió dejar aparcados los estudios, para estudiar la carrera no titulada de “famosa por derecho propio” con la que a buen seguro genera más ingresos con menos esfuerzo y ningunos “codos”, sacando máxima rentabilidad, como los buenos brokers, a sus apariciones estelares en el mundo del circo mediático. Amenazando con contar y tirar de la manta, para luego no desvelar ninguna intimidad del mundo Pantoja, que ahora intenta blindar a toda costa la propia Isabel, para sacar máximo rédito con la mínima inversión posible.

Y para ello si es necesario, se ve que aprende rápido, no ha dudado en generar sus propias noticias, para lo que ya no necesita manager, y seguir alimentando el morbo sobre su persona a sabiendas que le pueden generar pingües beneficios, y sin importarle que mamá haya visto rotas sus ilusiones y esperanzas de tener al menos una licenciada universitaria en casa de la que poder presumir, pues hace ya tiempo, que tiró la toalla, consciente de que su primogénito poco o a ningún recorrido intelectual podría acceder.

Comenta esta noticia
Update CMP