20 de febrero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Dura recaída: Lourdes Ornelas, desesperada ante la delicada situación de Camilín

Lourdes Ornelas y su hijo Camilo.

Lourdes Ornelas y su hijo Camilo.

La ex de Camilo Sesto se ha desnudado emocionalmente y me ha confesado los duros momentos que está atravesado. La situación de su hijo empieza a superar todas las barreras y no puede más.

 

 

La ex de Camilo Sesto ha reconocido públicamente los problemas de salud que tiene su hijo, problemas que se remontan a hace unos años y que tras varios intentos por superarlos y haberlo conseguido, ahora ha vuelto a recaer.

A Lourdes Ornelas le preocupa enormemente la situación personal de Camilin, desea ayudarle y está dispuesta a lo que sea con tal de que su hijo salga adelante y se recupere plenamente. Ella misma contaba que estuvo tres días sin saber nada del joven, que perdido deambulaba por las calles de Madrid sin llevar encima siquiera la documentación. Este último episodio la alertó aún más y con el objetivo de encontrar una solución verbalizó públicamente su pesadilla: “Mi hijo necesita ayuda” confesaba desesperada.



Lourdes se desnuda emocionalmente y así me lo confiesa: “Mi hijo está molesto conmigo porque conté el problema que tiene pero él me entiende. Me da miedo que le hagan daño, él es un chico muy confiado y noble, no ve maldad en nadie, enseguida confía y temo que se le acerque gente que quiera abusar de su confianza y que se aprovechen de él".

Este es otro de sus temores, que sabe que su hijo “no tiene muchos buenos amigos”. Que ande desorientado y sólo es una losa que le pesa y que podría pasarle factura. Camilo Blanes vive en la casa que durante años habitó su padre, una mansión en Torrelodones donde el artista guardaba todos sus recuerdos, desde los artísticos a los más emocionalmente valiosos.


Lourdes sabe que para ayudar a su hijo tiene que estar cerca, ella mejor que nadie puede impulsarle a reconducir su vida, pero para eso ha de quedarse en España, y este es otro de los problemas que se le avecinan a Ornelas.

El próximo 8 de diciembre se cumplen tres meses de la muerte de Camilo Sesto. Noventa días es el plazo máximo que ella puede permanecer en España, a no ser que consiga ampliar su estancia en nuestro país, ya que ella reside desde hace años en México. Trámites que seguro llegan a buen puerto por una causa justificada. En este caso documentar la situación en la que se encuentra su hijo y la evidencia del peligro para su salud que supondría dejarle sólo en el país si ella regresara a México: “Yo estoy acostumbrada a superar barreras y dificultades, pero tal y como veo a mi hijo me duele mucho dejarle aquí sólo, sé que si yo estoy aquí, él estará tranquilo. Para mi él es lo más importante”.

Ornelas también calla bocas de quienes la acusan de querer aprovecharse de la millonaría herencia de su hijo : “Yo he trabajado toda mi vida, vivo de lo que yo me gano. No me aprovecho de mi hijo ni de su herencia porque no es mía. Sigo llevando una economía austera, procuro medir mis gastos porque estoy acostumbrada a ello. Aunque no quiera me afecta el odio de las personas que no me conocen y que generan muchas envidias”.

Comenta esta noticia
Update CMP