Juristes Valencians lo vuelve a hacer: une a la mayoría de partidos en un bloque

La asociación otorga el premio Gregori Mayans a Pascual Sala en un acto en el que intervinieron PSPV-PSOE, PP y Compromís para reivindicar el derecho valenciano

Juristes Valencians, entidad que defiende, entre otras medidas, la reintegración del derecho civil valenciano, ha conseguido de nuevo demostrar que la mayor parte de los diferentes partidos es capaz de unirse en torno a una causa. En este caso, el excepcional -por lo inhabitual de ese consenso- motivo consiste en la reivindicación de la legitimidad a disponer de un derecho autóctono, como el que existió entre 2008 y 2016 cuando se recuperó la potestad anulada en 1707 por los denominados Decretos de Nueva Planta. Una sentencia del Tribunal Constitucional acabó con esa reintegración.

El método para reivindicar esgrimido este jueves se basó en distinguir a una figura jurídica valenciana del prestigio de Pascual Sala, quien fuera presidente del Tribunal Supremo, del Tribunal Constitucional, y del Consejo General del Poder Judicial, y, como lo definió otro Pascual, en este caso presidente de la Diputación de Castellón y de primer nombre Josep, "un gran humanista y un gran valenciano".

Para demostrar ese apoyo multicolor a la causa jurídica, el acto contó con la intervención de relevantes ponentes de tres partidos. En primer lugar tomó la palabra Francisco Fernández, alcalde de Sagunto hasta el pasado 15 de junio y vicepresidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, además de militante de Compromís. Recalcó "la voluntad expresa y manifiesta de recuperar el derecho civil valenciano", ya que "estamos obligados, por dignidad y por respeto a nuestra historia, a que la reforma del Estatuto sea una realidad y que la Comunidad Valenciana deje de ser una comunidad de segunda".

Josep Pascual Martí, flamante nuevo presidente de la Diputación de Castellón y alcalde de Sueras como cabeza de lista de la candidatura del PSPV-PSOE, glosó la figura de Gregori Mayans, el erudito valenciano que da nombre al premio cuya primera entrega recayó en Salas.

Bajo su prisma de profesor de Filosofía, recordó al grupo de Novators, a quienes definió como "preilustrados del siglo XVIII que representan un cambio de mentalidad basado en la observación, en la experiencia científica desde fuera de la universidad". Mayans siguió esa línea y se convirtió, a juicio de Pascual Martí, en "el primer gran ilustrado español y uno de los grandes menospreciados de nuestra cultura".

Por su parte, César Sánchez, en uno de sus últimos actos como presidente de la Diputación de Alicante, ya que la nueva corporación todavía no se ha constituido, insistió en "palabras de agradecimiento, reconocimiento y admiración hacia Pascual Sala por su trayectoria jurídica y de defensa de la democracia". Respecto al derecho civil valenciano, subrayó que "evidencia la riqueza y diversidad patrimonial de legislación". Sobre el evento en sí, enfatizó que "es un acto de fortaleza del pueblo valenciano" y lo hacemos (en defensa de la reivindicación del derecho autóctono) porque "aspiramos a un futuro mejor".

El galardón a Pascual Sala se lo entregó Francisco de Paula Blasco, doctor en Derecho por las universidades de Valencia y Bolonia y catedrático de Derecho  Civil en la Universitat de València. Y, junto a él, la consellera de Justicia de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo, quien también fue vocal del Consejo General del Poder Judicial durante la presidencia de Sala. Cerró la jornada, celebrada el pasado jueves 11 en la Fundación Bancaja de Valencia, el presidente de l´Associació de Juristes Valencians, José Ramón Chirivella.

H.G
Comenta esta noticia
Update CMP