21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La presidenta del PSOE falsea su declaración de bienes a lo descarado

Micaela Navarro junto a Pedro Sánchez.

Micaela Navarro junto a Pedro Sánchez.

Difícil explicación tiene lo de Micaela Navarro, para más inri recientemente elegida vicepresidenta segunda del Congreso. ¿Es ésta la transparencia de la que presumen los de Pedro Sánchez?

Nada más entrar en la página web del PSOE el partido proclama su "compromiso con la transparencia" y presume de poner a disposición de los usuarios la declaración de bienes, rentas e intereses de todos sus diputados, senadores y eurodiputados así como la de los miembros de su Comisión Ejecutiva Federal.

Pero, ¿cómo creerse todas las cifras ahí contenidas si la declaración de la mismísima presidenta del PSOE es un fraude? Difícil explicación tiene lo de Micaela Navarro, para más inri recientemente elegida vicepresidenta segunda del Congreso. Y, por tanto, segunda autoridad de los socialistas en la Cámara Baja después de Patxi López.

Tan increíble como incierto. Las deudas y cuentas corrientes de cualquier español fluctúan cada mes. Las de Navarro no. Resulta que la declaración que la socialista presentó a su partido en octubre de 2014 y la de diciembre de 2015 son prácticamente idénticas, con 14 meses de diferencia.

¿Es que acaso Micaela Navarro no ingresa?, ¿que no gasta? Ni lo uno ni lo otro: es más bien que la presidenta del PSOE no se ha molestado en registrar una declaración de bienes, rentas e intereses real, con datos actualizados. Total, ¿quién la iba a consultar?, debió de pensar.

Su deuda hipotecaria refleja claramente el fraude de su declaración

He aquí ambas, la de octubre de 2014 y la de diciembre de 2015. En las dos la presidenta del PSOE asegura que tiene una hipoteca para pagar casa y garaje que le concedió Unicaja en diciembre de 2012 por valor de 70.000 euros. En octubre de 2014 le quedaban por pagar 59.862,06 euros. En diciembre de 2015... 59.862,06. Exactamente lo mismo.

Una de dos. O los 50.310,74 euros netos que había venido recibiendo al año como diputada del Parlamento andaluz (ahora es diputada nacional) no le daban para pagar las cuotas de la hipoteca -algo descabellado puesto que la habrían desahuciado- o esa declaración es papel mojado.

micaela2

Y hay más similitudes que hacen pensar en esto segundo, que en cualquier caso es una mala carta de presentación para la presidenta de un partido que quiere hacer bandera de transparencia.

En octubre de 2014 declaró tener dos planes de pensiones en el Banco Santander por valor de 50.336,52 y 34.502,68 euros; en diciembre de 2015, lo mismo con idénticas cantidades. En octubre de 2014 declaró tener acciones en esa misma entidad bancaria por valor de 6.592,82 euros; en diciembre de 2015, lo mismo.

En octubre de 2014 declaró haber aportado de su bolsillo 108.182,18 euros al seguro que el Parlamento de Andalucía pone a disposición de sus parlamentarios (y paga parte); en diciembre de 2015, lo mismo. En octubre de 2014 declaró que sus cuentas corrientes le producían unos rendimientos de 0,23 euros; en diciembre de 2015, lo mismo.

Y así sucesivamente. Sólo se molestó en retocar levemente entre una y otra declaración (la diferencia es de apenas 2.000 euros) el dinero de sus dos cuentas corrientes en el Banco Santander y Unicaja. El resto es un calco.

Lo mejor es que ambas declaraciones terminan con la misma fórmula y, debajo, la firma estampada de Micaela Navarro: "Declaro, bajo mi expresa responsabilidad, la veracidad y certeza de los datos en la presente declaración y manifiesto que la misma recoge fielmente mis rentas, bienes e intereses".      

Comenta esta noticia
Update CMP