25 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un Gobierno superado trata de que las Comunidades se coman la 'guerra del taxi'

Una vía cortada con hogueras por la protesta del taxi en Barcelona

Una vía cortada con hogueras por la protesta del taxi en Barcelona

La guerra del taxi se extiende por toda España, con el Gobierno superado por el conflicto e intentando trasladárselo a las Comunidades Autónomas. Mientras, Podemos añade presión.

Hoy hay cita en el Ministerio de Fomento, totalmente desbordado por un conflicto en el taxi que comenzó en Barcelona y Madrid pero ya se ha extendido por ciudades y autonomías de toda España, desde Andalucía hasta el País Vasco, pasando por Aragón, Valencia o Cantabria.

Miles de personas y de turistas se han quedado sin forma de transporte en aeropuertos,  estaciones de tren y dependencias públicas en general, con cientos de miles de conductores afectados, incluso en su transporte privado o público alternativo, por la decisión del sector de cortar por completo vías de comunicación urbanas, como el caso de la Gran Vía de Barcelona.

El conflicto, incendiado por Ada Colau, ha pillado en paños menores al Gobierno: ahora quiere que se lo 'coman' las Comunidades

Protestan contra la concesión de licencias VTC, explotadas por empresas ya tan célebres como Cabify o Úber, y ésa es la salida que parece querer buscar el Ministerio de Fomento, a quien le ha pillado el inmenso problema por sorpresa y sin capacidad inmediata de respuesta para auxiliar a los damnificados por la huelga, los cortes y los paros: traspasar el marrón a las Comunidades Autónomas, que serían las responsables de la concesión de licencias para esos populares coches oscuros con chófer que han desatado la agresiva respuesta de los taxistas.

 

 

Aunque la tormenta viene de años ya, el detonante de la explosión actual se encuentra en la decisión de Ada Colau de desarrollar un reglamento municipal en la Ciudad Condal que, por resumirlo en pocas palabras, restringía la concesión de permisos a los aspirantes a desarrollar un servicio VTC: la medida fue muy aplaudida por el sector del taxi, pero tenía un problema.

El Ayuntamiento de Barcelona carece de competencias en la materia, tal y como tuvo que recordarle el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, con un fallo que anulaba la decisión de Colau y ha provocado, al final, la dura respuesta del taxi.

A todo esto se tendrá que enfrentar el titular de Fomento, José Luis Ábalos, con los líderes del movimiento, los taxistas de Barcelona, dispuestos a sostener el pulso y el paro total al menos hasta el próximo viernes, una decisión que muy probablemente irá contagiándose a sus compañeros de toda España.

 

En ese contexto infernal recibe el Ministerio de Fomento a las principales organizaciones de taxistas a un encuentro, programado para las 12.00 horas del lunes, que estará dirigido por el secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Pedro Saura, y a ella están convocadas las principales asociaciones de taxistas como Fedetaxi, Antaxi y Élite.

El Departamento que dirige Ábalos ha llamado asimismo a Unauto, la patronal de las VTC, a un encuentro en la mañana del martes, 31 de julio. Además, ha convocado para la tarde del miércoles, 1 de agosto, la Conferencia Nacional de Transportes, en la que el propio ministro se reunirá con los responsables del ramo de las distintas comunidades autónomas.

En el marco de este foro, Ábalos volverá a proponer el traspaso a los gobiernos regionales de la competencia para la concesión de licencias de VTC, según avanzaron dichas fuentes. Se trata de una iniciativa que el ministro ya anunció a comienzos de mes, en su primera comparecencia en el Congreso.

Podemos se ha alineado con los taxistas y sus alcaldes incluso exigen la gestión de las licencias de VTC

De esta forma, las comunidades tendrán la potestad por ley de dar estas licencias que en la práctica ya otorgan, si bien es por delegación de la Administración central, que es quien legalmente tiene potestad para ello. Un regalo envenenado que no está claro que contribuya a solventar el conflicto pero quita presión al Gobierno. Si los presidentes regionales aceptan, algo que ni mucho menos puede darse por seguro.

Barcelona no retrocederá

Y mucho menos parece sencillo que el sector acepte algo que no sea lo que piden. El gremio barcelonés se ha puesto al frente de la masiva protesta, y no tiene intención de retroceder ni un palmo a juzgar por el discurso de sus responsables.

Los taxistas de Barcelona, que se mantienen en huelga indefinida desde el viernes por la tarde, han asegurado este domingo que no levantarán el paro en ninguna ciudad de España hasta que consigan "ganar", y han advertido al Ministerio de Fomento que si no hay licencia urbana - la manera de evitar que haya más de un VTC por cada 30 taxis- no se levantarán las movilizaciones, e incluso irán a más.

"Si no conseguimos que se apruebe la licencia urbana, intensificaremos las movilizaciones en todo el país coordinadamente y pararemos la economía", ha dicho el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, en la asamblea que han celebrado a las 11.00 horas para informar a los taxistas de la situación y de los próximos pasos a seguir de cara a la reunión que tienen este lunes con el Ministerio de Fomento.

 

Hace más de un año comenzaron las protestas en Barcelona, pero nadie ha sido capaz de solventar el conflicto pese a que ya desde antes la tensión era evidente

 

En este sentido, ha explicado que, si no les conceden la licencia urbana se "levantarán de la mesa", y convocarán a todos los taxistas para seguir con las protestas, aunque espera que este viernes se apruebe un decreto en el Consejo de Ministros que arregle la situación.

A pesar de tener convocada la reunión para este lunes con Fomento, Álvarez ha llamado a todos los taxistas a mantener este domingo por la noche la Gran Vía de Barcelona "reventada de taxis", ante los rumores de que podrían ser desalojados al ser lunes un día laboral.

 

 

"Tenemos que resistir y persistir. Tenemos que estar unidos, de aquí no se va ni el tato hasta que tengamos la licencia urbana", ha sentenciado el portavoz de Élite Taxi ante gritos de los taxistas asistentes a la asamblea de 'sí se puede' y 'ni un paso atrás'.

También ha hecho un llamamiento a los trabajadores y a las personas para que se unan a la huelga: "Que la mente del taxista no se quede solo en el taxi, que tenemos muchos más problemas, y si queremos ganar tenemos que estar en contacto con los movimientos sociales".

"Sentimos los problemas"

El portavoz de Élite Taxi ha explicado a los medios que las instituciones catalanas les están pidiendo que confíen en ellas y que levanten la movilización, aunque ellos se niegan y lamentan la situación que están creando: "Sentimos mucho los problemas que estamos causando".

 

Ha confirmado que la Generalitat ha estado en contacto estos días con el sector del taxi, a través del director general de Transportes y Movilidad, Pere Padrosa, y que tanto la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también están "muy encima del tema".

Altercados con los VTC

Minutos antes de empezar la asamblea, varios vehículos de VTC han entrado por Paseo de Gracia, lo que ha provocado la indignación de los taxistas concentrados en la zona, que les han acusado de criminalizarlos y de impulsar una campaña mediática contra ellos.

Así, han insistido en que se trata de una lucha de trabajadores, que no son criminales, y que "si ha pasado algo" -refiriéndose a los altercados de los últimos días con los VTC- es lo que pasa en todas las huelgas, según ellos.

El papel de Podemos

En ese escenario de desbordamiento para el Gobierno y de resistencia de los taxistas, un partido se ha mostrado claramente a favor del sector, de varias maneras. Así, el Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, ha sido uno de los pocos que ha reclamado para sí la gestión de las licencias VTC, tal y como hizo en balde Ada Colau antes, desatando el conflicto.

Esa decisión del Consistorio de la capital va en la línea de la estrategia de Podemos de respaldo al sector, simbolizada con la presencia en las concentraciones de uno de sus principales diputados, Rafael Mayoral.

Comenta esta noticia
Update CMP