25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Endesa gana un 38% más gracias a su resiliencia

La apuesta de la compañía que dirige José Bogas por la descarbonización se ha traducido en un sólido comportamiento en un entorno de menos ingresos, gracias también a menores dotaciones.

Endesa está logrando capear los efectos de la pandemia del coronavirus, así como de la creciente competencia en el negocio liberalizado en los nueve primeros meses de este año. La compañía sigue comprometida con el cumplimiento de los objetivos financieros fijados para 2020, al tiempo que avanza en el proceso de descarbonización y de crecimiento del parque de energías renovables tanto en España como en Portugal. 

La empresa ha obtenido un beneficio ordinario neto de 1.700 millones de euros entre enero y septiembre, un 38,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Esta cifra se ha visto afectada por el efecto neto de la reversión de la provisión por determinados beneficios sociales. Este buen desempeño se sustenta, por un lado, en el incremento del ebitda del 8,2% hasta alcanzar los 3.136 millones, y, por otro, en la disminución de las dotaciones por amortizaciones y pérdidas por deterioro respecto del mismo periodo del año 2019 en un 57%, hasta 1.104 millones.

La evolución de los márgenes de los negocios permite visualizar la resistencia y capacidad de adaptación de Endesa a un escenario de reducción de la demanda de energía en más de un 6% (electricidad y gas) y de caída de los precios tanto en el mercado mayorista (pool) como en los mercados de materias primas. La capacidad de adaptación al entorno pandémico y competitivo tiene otra muestra más en la evolución del número de clientes, cuya base se mantiene prácticamente estable respecto al cierre de 2019 sumando casi 12,2 millones.

La empresa continúa además dando pasos decididos en su proceso de descarbonización. En este sentido, ha incrementado en un 13% su parque generador solar y eólico respecto a septiembre del año pasado, hasta casi los 7.500MW operativos. Esta última cifra es aproximadamente un 44% de su parque de generación peninsular. Las tecnologías renovables, incluyendo la hidráulica, aportaron casi 10TWh de generación que, sumados a los 19,5 TWh procedentes de la nuclear, elevan al 85% la proporción de generación peninsular libre de emisiones de CO2 en los tres primeros trimestres del año. Esto supone lograr en 2020 el objetivo que se ha marcado Endesa, en su plan estratégico, para 2022 en términos anuales. 

José Bogas, consejero delegado de Endesa, resume el trimestre claramente: “El modelo de Endesa nos ha permitido acabar el tercer trimestre del año con unos resultados sólidos, a pesar de la complejidad del entorno. Durante estos meses, además de gestionar la compañía con rigor, compromiso y desplegando un intenso plan de descarbonización, instalación de capacidad renovable y electrificación de la demanda, nuestra prioridad ha sido atender las necesidades de miles de nuestros clientes y aminorar el efecto de la pandemia en las comunidades en las que tenemos presencia”.

Comenta esta noticia
Update CMP