24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un micrófono abierto retrata la educación del podemita Espinar

Espinar ha tenido que pedir disculpas por usar el término "subnormal".

Espinar ha tenido que pedir disculpas por usar el término "subnormal".

El senador de Podemos ha demostrado tener un sexto sentido para meterse en polémicas. Su última gracia, con pillada incluida, le ha metido en un lío otra vez más.

El senador de Podemos Ramón Espinar sigue proporcionando titulares con sus ocurrencias. La última, acontecida este lunes, tuvo que ver con unas palabras captadas por un micrófono en abierto del que no se había percatado antes de una rueda de prensa. 

Mientras los medios tomaban posiciones para comenzar la rueda de prensa, el senador cuchicheaba con otra compañera sin saber que sus palabras se estaban difundiendo. "Mira la tablet del chispa. Subnormal, le voy a hacer una foto a él", era la frase que salía de los labios de Espinar

La rajada de Espinar, difundida en vivo y en directo, se convirtió en trending topic en Twitter rápidamente. Y más después de que no se supiera a quien iba dirigida, ya que el senador podemita miraba hacia el lugar en el que estaban ubicados los medios.

Al divulgarse las palabras Espinar tuvo que reconocer la metida de pata argumentando que estaba comentando en tono irónico sobre un compañero de partido ubicado en las filas de la prensa, al que hizo objeto de una "broma desafortunada". 


Además, también ha tenido que disculparse por emplear el término "subnormal".


La facilidad de Espinar para meterse en embrollos ha sido uno de los descubrimientos de la nueva política. Y es que el joven podemita comenzó a mostrar su talante al descubrirse la vinculación de su padre, el exdirigente del PSOE Ramón Espinar, con el escándalo de las tarjetas black

A partir de ahí, el ahora senador de Podemos ha dado muestras de cómo meterse en charcos y barullos varios. 

Comenta esta noticia
Update CMP