16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El techo de gasto será la primera prueba para Pedro Sánchez

Rajoy saluda a Pedro Sánchez en un pleno de la pasada legislatura.

Rajoy saluda a Pedro Sánchez en un pleno de la pasada legislatura.

En el PP tienen seguro que “si Sánchez no ha cambiado es seguro que nos va a dificultar la legislatura. Si es fiel al discurso con el que ha ganado las primarias, Rajoy es su objetivo”.

El Gobierno y el PP han querido ser meticulosos con los tiempos socialistas. El proyecto de Presupuestos se presentó con fecha suficiente para que el debate no interfiriera en las primarias del PSOE y ahora, el Ejecutivo ha decidido presentar la propuesta de techo de gasto para los Presupuestos de 2018 muy a finales de junio o en la primera quincena de julio, una vez que el PSOE haya celebrado su 39 Congreso del que deberá salir la nueva Ejecutiva presidida por Pedro Sánchez.

El techo de gasto es el paso previo para, a continuación, poder elaborar los Presupuestos para el próximo año. La aprobación del mismo es imprescindible para ordenar las cuentas públicas y será la primera decisión parlamentaria de calado que deberá estudiar el nuevo PSOE.

Como ya informó en su día ESdiario, en la dirección del PP se considera que si “no se aprueban los presupuestos para 2018, la legislatura se pone chunga. En ese caso habría que prorrogar los del 17, no ya al 18, sino incluso al 19 que es un año claramente electoral y en el que se hace muy difícil imaginar que el objetivo prioritario no sea marcar terreno propio precisamente por las elecciones”. Hay que recordar que en 2019 hay elecciones autonómicas, municipales y europeas.

En el PP y en el propio Gobierno se tiene la convicción de que “si Sánchez no ha cambiado es seguro que nos va a dificultar la legislatura. Si es fiel al discurso con el que ha ganado las primarias, Rajoy es su objetivo”. Y Rajoy ha dado una consigna clara: aguantar y aguantar para ir ganando tiempo a favor de la creación de empleo y el crecimiento económico. 

 Los populares son conscientes de que la legislatura ha entrado en terreno pantanoso y un primer test será precisamente la aprobación o no del techo de gasto para 2028

Génova- que a estas alturas alguien crea que Rajoy va a decir públicamente su planes sobre posibles elecciones. Nos enteraremos todos al día siguiente de que lo haya decidido, pero no hay estrategia de despiste cuando dice que no va a convocar elecciones. Hay que rematar los avances”.

Con todo, los populares son conscientes de que la legislatura ha entrado en terrenos pantanosos y un test primero será precisamente la aprobación o no del techo de gasto para las cuentas de 2018, techo que podría salir adelante si la mayoría tejida en torno a los Presupuestos de 2107, aún no aprobados, logra mantenerse. “No es una mayoría -se indica desde el grupo parlamentario- consolidada, una mayoría segura y aunque creemos que el PNV no está por demasiadas aventuras, aquí no hay nada escrito. Lo que si pueden tener todos por seguro es que Rajoy no se va a ir por mucho que Sánchez vaya a pedir su dimisión”.

Y Rajoy no se irá, pero su grupo parlamentario ya coge aire para afrontar un panorama a corto y medio plazo plagado de dificultades en el que los casos de corrupción ya conocidos van a seguir coleando, la moción de censura de Podemos, fijada para el próximo día 13, que si bien esta derrotada de antemano, si va a propiciar un pleno “de desgaste” y ello sin contar con la testifical del propio Rajoy y las comisiones de investigación que “van a ser circunstancias -auguran los populares- que van a utilizar sin piedad”.

Comenta esta noticia
Update CMP