25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Skoda Scala, el compacto más listo

Por fín la marca checa tendrá, en la primera mitad de 2019, un compacto con chasis ajustable opcional, asistentes a la conducción de última generación y muchas soluciones Simply Clever.

En la presentación estática internacional del nuevo modelo, el presidente del Comité de Dirección de Skoda Auto, Bernhard Maier, ha asegurado que con el Scala inician un nuevo capítulo, ya que establece nuevas referencias en el segmento en términos de tecnología, seguridad y diseño.

La gama de motores del Scala, palabra que procede del latín y significa peldaño o escalera, está formada por tres propulsores de gasolina TSI, un diésel TDI y otro de Gas Natural Comprimido (GNC). Todos son de inyección directa y turboalimentados, cumplen con el estándar de emisiones Euro 6d-TEMP y disponen de recuperación de la energía de frenada y tecnología Stop&Start.

Los gasolina -todos con filtro de partículas- son los 1.0 TSI de tres cilindros de 95 y 115 CV, y el 1.5 TSI de cuatro cilindros con tecnología de desconexión ACT y 150 CV. Los dos últimos llevan de serie caja manual de seis velocidades que puede sustituirse por una automática DSG de siete relaciones.

El diésel es el 1.6 TDI de cuatro cilindros, 115 CV y 250 Nm de par máximo (el mismo que el TSI de 150 CV), mientras que el de GNC es el 1.0 G-TEC de tres cilindros, 90 CV y 145 Nm. Para el primero hay en opción caja DSG y para el segundo la transmisión es manual de 6 velocidades.

A pesar de este enfoque eficiente, opcionalmente puede montar control de chasis deportivo que rebaja la altura del coche en 15 milímetros y cuenta con dos modos: Normal y Sport (amortiguadores más duros). El control de chasis se acciona a través del selector de modo de conducción, que tiene cuatro posibilidades: Normal, Sport, Eco e Individual.

Plataforma MQB A0 adaptada

Skoda ha realizado ajustes a la MQB AO para lograr la mayor distancia entre ejes posible y por tanto una habitabilidad que sea referencia en el segmento, algo que la marca checa acostumbra a ofrecer a sus clientes, llegando la batalla a los 2,64 metros. El coche mide 4,36m de largo, 1,79m de ancho y 1,47m de alto, y consigue un coeficiente aerodinámico de 0,29cx.

Gracias a la plataforma modular transversal MQB A0 del Grupo Volkswagen -al que pertenece Skoda- el Scala monta de serie asistentes de seguridad como Lane Assist (mantenimiento de carril) y Front Assist (frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones). Opcionalmente hay Control de Crucero Adaptativo (ACC) hasta 210 km/h, Crew Protect Assist (protege a los ocupantes ante un golpe), Side Assist (avisa cuando se acercan vehículos por detrás hasta 70 metros de distancia), alerta de fatiga, park assist o Auto light assist (cambia de largas a cortas de forma automática).

Es el primer Skoda siempre conectado

El Scala es el primero de su segmento en equipar de fábrica faros Led delanteros y traseros. Opcionalmente hay Full-Led. También es el primer Skoda en estar siempre conectado gracias al paquete de datos de serie con tarjeta eSim, que incluye llamada de emergencia y Proactive Service, y posibilita acceso remoto al vehículo y a aplicaciones de infoentretenimiento nuevas.

Interiormente el diseño se inspira en el prototipo Vision RS y se caracteriza por un panel de instrumentos (puede ser digital, el Virtual Cockpit de 10,2 pulgadas) con pantalla táctil en posición central y elevada de entre 6,6 y 9,2 pulgadas. Entre las nuevas soluciones Simply Clever destacan el portón eléctrico con función -lo estrena en el segmento- y bola de remolque retráctil desbloqueable de forma eléctrica.

Comenta esta noticia
Update CMP