Una diputada descoloca a Oltra y sorprende a Morera

El vídeo de la intervención de la diputada María José Catalá está logrando recorrido mediático tanto por el fondo de sus palabras como por la reacción de los miembros de Compromís.

Hacía tiempo que una intervención en Les Corts Valencianes no merecía recorrido en redes sociales. El  habitual tono plano de los discursos no permiten amplias crónicas parlamentarias, salvo excepciones. El debate sobre la aprobada reprobación de Francisco Camps deparó momentos brillantes por parte de María José Catalá (PP), Manolo Mata (PSPV-PSOE), Fran Ferri (Compromís) y Juan Córdoba (Ciudadanos).

La exconsellera María José Catalá tenía el complejo objetivo de desmarcarse  de la gestión del ex presidente Camps sin que lo pareciera. Los partidos del Botànic más Ciudadanos habían pedido su "inhabilitación como miembros nato (en su calidad de ex jefe de la Generalitat) del Consell Jurídic Consultiu, tras la traca que han hecho estallar Álvaro Pérez "El Bigotes" y, sobre todo, Ricardo Costa en la Audiencia Nacional con el patrocinio de la tercera pieza del caso Gürtel.

Catalá recurrió a los clásicos Práxedes Mateo Sagasta o Antonio Cánovas del Catillo para fijar el listón de su intervención. Arrancó denunciando que la iniciativa parlamentaria contra Camps destilaba "ira, furia, resentimiento y venganza" al reclamar su dimisión sin siquiera estar procesado en Gürtel. "¿Quién de ustedes ha sido el magistrado que ha dictado sentencia, cuándo nos hemos convertido en un tribunal? ¿Quién determina la dignidad y la honorabilidad, quién es ese ser puro que determina quién es digno y honorable?", se preguntó.

Pero lo mejor estaba por llegar. La diputada del PP consiguió dejar al presidente de Les Corts, Enric Morera (Compromís), tan sorprendido que pareció quedar absolutamente paralizado en su escaño, tal como refleja el vídeo.  Siguiendo su hilo expositivo,  Catalá mantuvo que no era nadie para juzgar comportamientos morales, pero, al mismo tiempo, puso en evidencia al Bloc (principal partido de Compromís) al recordar que acudió en varias ocasiones a las Elecciones Europeas con CiU.

En una de ellas, el escaño conseguido se lo repartieron a mitad de tiempo Carles Gasòliba Enric Morera. En otra, las de 2009, la lista se llamó Coalición por Europa. A dicha coalición se la menciona como beneficiada del "tinglado criminal" (según definición del fiscal) en la sentencia del caso Palau. En el número 5 de dicha lista iba Enric Nomdedéu (Compromís), alto cargo del actual gobierno valenciano.

Si se aplica la doctrina del Botànic de todo el que ha tenido alguna relación (y ésta es directa, expresa y por sentencia de financiación irregular entre otros delitos) queda tocado, se le puede reprobar, ha de irse y contamina todo el partido, Compromís, que se vanagloria de 0 corrupción, tendría un problema. 

El discurso de Catalá, que se ha convertido en una especie de argumentario en las filas del PP, dejó a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, alterada y desencaja en su sillón azul. E incluso se giró para comentar y dar "instrucciones" al portavoz socialista Manolo Mata que debía intervenir en el turno de réplica.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP